«No sé por qué ni para qué»: las dudas del gerente de Parque Safari tras mortal ataque de tigre

Foto: Bienvenidos

Autor: LaCuarta.com

Además, Antonio Rojas entregó detalles de cómo se logró ahuyentar al animal.


Antonio Rojas, gerente de administración y finanzas del Parque Safari de Rancagua, se refirió al deceso de Catalina Torres (21), joven que falleció tras sufrir el ataque de un tigre.

De acuerdo a los antecedentes que maneja hasta el momento, Rojas explicó que «a las 9 de la mañana yo me dirigía al parque. El parque se abre a las 10. Minutos antes que se abra hay un grupo del área de manejo animal que son técnicos veterinarios y veterinarios, y un grupo de mantenimiento. Ellos hacen acciones rutinarias para cuando ingresa el público».

Además, explicó a Bienvenidos que «había un grupo que estaba haciendo limpieza de rutina a los portones del recinto de felinos. Ese es un portón que tiene una corredera, es un portón electrónico».

«A estas personas se les pidió que barrieran la gradilla que había sobre el riel para no dificultar el desplazamiento del portón. Habían dos chicos que lo estaban limpiando y obviamente el portón estaba abierto, pero todos los animales estaban encerrados con llave. Ahora, en el instante en que uno de los chicos va a buscar un contenedor, ve que ya no están los chicos. Se demoró como tres minutos y cuando regresa ya no los ve», añadió.

Acto seguido -explicó el gerente-, el trabajador que regresaba «ve que uno de ellos, desde el interior, viene avanzando hacia la puerta. Le pregunta qué hace adentro, cuando expresamente el día anterior se había dado indicaciones que se iba a hacer mantenimiento solamente al portón de leones, ni siquiera al interior. Y el muchacho dice que un tigre atacó a su compañera. Es decir, ellos se aproximaron donde termina el safari de leones, y hay otro portón que da al safari de tigres. Por alguna razón, abrieron el recinto que estaba con candado. No sé por qué ni para qué».

Ingresó camión de emergencia

Respecto al rescate del cuerpo de la víctima, Rojas indicó que «ingresó un camión de emergencia con un par de trabajadores que logran ahuyentar al tigre. El tigre huye e ingresa a la habitación».

Finalmente, aclaró que «al animal no le dispararon, pero sí había una persona con un rifle».

«Los trabajadores están muy afectados. Ahora viene un equipo de psicólogos para hacer todo lo que sea necesario. Hoy el parque no abre», cerró.

Seguir leyendo