Ingleses serán los primeros en poner el brazo para vacunazo contra el bicho

Autor: Diego López

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido le dio el visto bueno al fármaco gringo de Pfizer y desde ese país ya aseguran que la vacunación comenzará durante la próxima semana. En Chile, en tanto, aun hay que esperar la aprobación del ISP.


En lo que será considerado como un día histórico en la lucha contra el Covid-19, ayer la farmacéutica gringa Pfizer, junto a la alemana BioNTech, se convirtieron en los primeros en conseguir una aprobación de emergencia para la aplicación y distribución de una cura contra el coronavirus.

Se trata de una vacuna de ARN que cuenta con una efectividad del 95% después de la segunda dosis y que recibió el visto bueno de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido.

“Esta autorización es un objetivo por el que hemos estado trabajando desde que declaramos que la ciencia ganará. Aplaudimos a las autoridades británicas”, señaló desde temprano el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

Tras esta noticia las autoridades sanitarias del Reino Unido anunciaron que a partir de la próxima semana se dará inicio al plan de vacunación (ver infografía), con el que se espera inocular, en una primera instancia, a 20 millones de personas.

“Es fantástico que la MHRA del Reino Unido (agencia reguladora) haya autorizado formalmente la vacuna (…) Es la protección de las vacunas que al final nos permitirá recuperar nuestras vidas”, dijo al respecto el primer ministro Boris Johnson.

Durante los próximos días, la FDA en Estados Unidos también revisará la solicitud de Pfizer para su aprobación en este país.

Chile. Esta noticia fue celebrada al rededor de todo el mundo y también en nuestro país, ya que Pfizer es una de las farmacéuticas que tiene un acuerdo con el gobierno para suministrar 10 millones de vacunas una vez que sea aprobada por el Instituto de Salud Pública, proceso que fue iniciado en Chile por la farmacéutica el pasado 27 de noviembre.

Sobre ese punto, el infectólogo y académico de la Dirección de Postgrado de la Facimed de la Usach, Ignacio Silva, aseguró que “es un tremendo paso en todo el ca mino de la vacuna, y por supuesto que esto es un precedente para el resto del mundo, y también facilita el camino para la aprobación por otras agencias”.

En cuanto a los 10 meses que tardó el desarrollo del fármaco, el especialista agregó que “llama la atención que la velocidad de la producción de la vacuna haya sido así, ya que una por general se demora entre 5 a 10 años (…) es un tremendo logro”.

Por su parte, la Dra. Cecilia Vizcaya, Infectóloga de la Red de Salud UC Chistus, se refirió al desafío que podría significar la distribución del medicamento en Chile, el que debe ser almacenado a una temperatura de -70° centígrados.

“Es una situación muy compleja. En Chile efectivamente hay muchos de esos freezers, pero lo complicado será desplegarlos por todo el país, y el poder distribuir las dosis desde que se bajan del avión será una exigencia logística muy importante (…) Es una materia en la que ya está trabajando el gobierno”, señaló.

Sin embargo, la especialista insistió en que este último punto es clave para la inoculación de los chilenos, y agregó que no debemos dejar de mirar otras opciones.

“Lo más probable es que si se aprueba otra vacuna con una logística de distribución más fácil, sería lógico inclinarse por esa, u ocupar diferentes vacunas en distintos sectores del país”, cerró.

Chile ya amarró 10 millones de vacunas con Pfizer

Según comentó el Presidente Sebastián Piñera, la meta es iniciar con el proceso de vacunación durante el primer trimestre del 2021, el que será totalmente voluntario y gratuito.

Los primeros en recibir la vacuna serán la denominada “población de riesgo”, que contempla a los trabajadores de salud, los miembros de las Fuerzas Armadas y los trabajadores del transporte. Después vendría un segundo grupo de riesgo, que serían los adultos mayores y los enfermos crónicos. La meta final es inocular a cerca de 15 millones de personas.

“Dados los requerimientos necesarios para poder garantizar la cadena de frío y distribución de la vacuna, hemos estructurado un plan logístico a nivel nacional para poder hacer frente a estos desafíos”, señaló el Mandatario.

Entre las vacunas candidatas, Chile cuenta con un acuerdo con varias farmacéuticas, como Janssen, Sinovac, AstraZeneca y la recién aprobada en el Reino Unido Pfizer, con quien tiene un acuerdo para entregar 10 millones de vacunas.

“Hoy hemos tenido la buena noticia de que en Reino Unido se ha autorizado el uso de la vacuna de Pfizer (…) Hay que recordar que para que la vacuna pueda ser distribuida en Chile, además de las autorizaciones de las agencias regulatorias internacionales, necesitamos la autorización de nuestra agencia regulatoria que es el ISP”, aseguró el ministro de Ciencia, Andrés Couve.

La madre Rusia no queda atrás…

Sólo horas mas tarde del anuncio realizado por Pfizer, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, le pidió a su viceprimera ministra, y encargada de coordinar la lucha contra el coronavirus, Tatiana Gólikova, apurar la máquina para iniciar la vacunación masiva de los rusos a partir de la próxima semana con la “Sputnik V”.

“Les pediría que organicen el trabajo para que a finales de la semana que viene comencemos la vacunación a gran escala (…) la industria y las infraestructuras están listas”, señaló el Mandatario a través de una videoconferencia.

Con este anuncio se espera que 2 millones de vacunas sean distribuidas por el país, y administradas de forma voluntaria a los grupos de riesgo.

Seguir leyendo