Más de 10 mil compatriotas fueron inoculados con dosis de vacuna gringa

03.11.2020 PRUEBA DE VACUNA CONTRA COVID 19

Autor: DANIELA RAMOS

Esta semana el Instituto de Salud Pública (ISP) informó que ya recibió la solicitud de importación para traer al país la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

El proceso de vacunación en Chile sigue viento en popa. Fue el ministro de Salud, Enrique Paris, quien señaló ayer, durante el informe sobre la pandemia del coronavirus en Chile, que más de 10.600 personas ya recibieron la primera dosis del producto desarrollada por las farmacéuticas Pfizer y BioNTech.

“Hasta el momento hemos vacunado a 10.656 personas con primera dosis (…) Este (proceso de vacunación) es un esfuerzo gigantesco que ha hecho todo el país”, aseguró.

Y ojo que los compatriotas no sólo pondrán el brazo para la vacuna gringa, ya que a mediados de enero llegaría CoronaVac, fabricada por la compañía biofarmacéutica Sinovac (ver recuadro).

Se podría sumar nueva vacuna. Pero otra noticia que también da una luz de esperanza en la lucha contra el maldito bicho en el país la entregó el instituto de Salud Pública (ISP), quien comunicó que ya recibió la solicitud de importación de la vacuna fabricada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Pero, ¿cuándo llegarán estas nuevas aplicaciones? ¿Será al mismo tiempo que la llegada de la vacuna fabricada por Sinovac? Aún no se tiene un día exacto, pero durante las próximas semanas se comunicará la fecha en que se realizará el proceso.

Para que cache cómo es esta vacuna, el ISP soltó, a través de un comunicado, que “esta vacuna utiliza el método de vector viral donde se inocula un adenovirus, con material genético de virus SAR-COV2 y, al igual que la vacuna Pfizer BioNTech, requiere la aplicación de dos dosis”.

Inmunidad

Hay que recordar que el director del Centro Gamelaya de Rusia, Alexandr Guintburg, indicó hace unos días que los desarrolladores de las vacunas de Oxford/AstraZeneca con la Sputnik V, firmaron hace semanas un acuerdo de cooperación para realizar estudios clínicos que utilicen una dosis de cada formulación, que podría generar una inmunidad de hasta dos años. Hay que destacar que la dosis creada por los rusos aún sigue siendo estudiada por el gobierno chileno.

Sobre si las vacunas que lleguen a Chilito deben ser o no obligatorias, Jorge Durán, integrante de la Comisión de Salud, sostuvo que “estoy de acuerdo con la obligatoriedad, siempre cuando haya certeza de la efectividad de esta vacuna, tanto en su país de origen como en el nuestro. Si bien todos vemos la vacuna como una esperanza para ganarle al coronavirus, debemos analizar cómo están evolucionando cada una de las que están llegando a nuestro país y cómo los pacientes vacunados han ido reaccionando”.

Seguir leyendo