Mascotas en protestas

Mascotas en zona cero: cómo afectan las lacrimógenas al regalón

Autor: fabian

Experto de la Universidad de Chile asegura que los agentes químicos son altamente perjudiciales para la salud de los perros. Además, preocupa el nivel de maltrato al que se exponen los caninos en la primera línea de protestas.


A 53 días del estallido social en Chile, el sector de Plaza Italia y sus alrededores se transformó en el centro de reunión de miles de compatriotas que buscan manifestarse en contra de la desigualdad social que se vive en el país.

Sin embargo, las acción de vándalos y la fuerte represión de las Fuerzas Especiales de Carabineros convirtió el lugar en una zona de guerra que tiene a los vecinos con el alma en un hilo, ya que han visto notoriamente alterado su estilo de vida.

Es el caso particular de las personas que viven con mascotas en sus departamentos y que ven en ellos a víctimas silenciosas de los gases lacrimógenos, que por estos días abundan en el centro de Santiago.

Flor Fortes vive en un edificio en las cercanías del Parque Forestal y asegura que debió modificar el horario de paseos de sus dos perritas, de 10 y 14 años, tras el estallido social. Incluso, cuenta que estuvo una semana sin poder pasearlas por los constantes incidentes que se registran en los alrededores de su casa, con las incomodidades que eso supone para la vida doméstica.

“La de 14 se vio afectada harto por las lacrimógenas. Estuvo dos semanas con una tos bien fea. La llevé al veterinario y efectivamente era por los gases que entraban por la terraza del departamento. Tuve que modificar la entrada y darle medicamentos para bajarle la inflamación”, cuenta.

Tal como las perritas de Flor, cientos de animales domesticados, callejeros y silvestres han sufrido los embates de los gases químicos utilizados por la policía. Por lo mismo, el Comité Institucional de Cuidado y Uso de Animales (CICUA) de la Universidad de Chile expresó a través de una declaración pública su preocupación por el bienestar de los animales en período de manifestaciones, especialmente de aquello que se ven expuestos directamente a los agentes químicos, incluidos, los caballos de Carabineros.

“Todos los animales que habitan en el entorno de una protesta o que son llevados por sus dueños a las manifestaciones pueden sufrir daños en vías respiratorias. Los perros y las aves son mucho más sensibles. Los canes suelen olfatear el suelo y el gas lacrimógeno les afecta”, comentó Emilio Herrera, presidente del CICUA.

Para el experto, los malestares clásicos que pueden manifestar los animales son irritación de ojos, que se puede comprobar cuando el can tiene un parpadeo más continúo. También hay que estar atento con la conducta del perro, ya que puede tornarse agresivo o tener decaimiento.

Los cambios de hábito de alimentación también son indicadores de que el gas afectó a la mascota. “El ruido es un estresante tremendo para los animales, y no solo los gritos de la gente, también los petardos, balazos son tremendamente estresantes”, sostiene.

Herrera también mostró su preocupación por los constantes maltratos a los que se ven expuestos los animales en manifestaciones.

“El perro se expone a un maltrato directo, no hay un manifestante pegándole, pero sí se expone a los balines o lacrimógenas y está sometido al estrés que también es un maltrato”, sostuvo Herrera.

Seguir leyendo