“No tengo nada en Chile… solo gente que me odia”: Parisi felicita a Boric y cuestiona el nuevo escenario político del país

“Fue extraordinario cómo ganó Boric, no sé de dónde salió ese millón 300 mil y tanto de votos”, dijo el excandidato presidencial en la última emisión de su programa Bad Boys. En la instancia, además, aprovechó de aclarar que no tiene ninguna clase de vínculo comercial que lo ate al país.

Hoy es percibido como un autogol político, un error de esos que costará tiempo reparar, pero esa tarde, la del sábado, cuando faltaban unas pocas horas para el balotaje, desde Estados Unidos el excandidato presidencial del Partido de la Gente, Franco Parisi, reapareció para anunciar los resultados que arrojó la consulta que realizaron al interior de la colectividad. “Kast arrasó con un 60%, porque Boric se dedicó a atacar al PDG y no concurrir a aclarar su proyecto”, decía entonces. Luego atacaría a Canal 13 y a La Tercera, medios que definió como canallas y que tenían “de regalón” al candidato de Apruebo Dignidad. Y cerró:

“¿Qué votaría yo? Sigo a mi colectivo, que en este caso optó por el señor Kast”.

El resto es historia: al día siguiente, Gabriel Boric no sólo arrasó en las urnas sino que batió unos cuantos récords, entre ellos, acaso el más importante, el de resultar electo como el Presidente con más votos de la historia. Parisi, en ese orden de cosas, le entregó su apoyo a un candidato que perdió por más de un millón de diferencia. Ese es el autogol político del que se habla. Y ese fue precisamente el tema que abrió la noche de este martes la última emisión de Bad boys, programa transmitido en el canal de YouTube del Partido de la Gente y que lideró su excarta presidencial.

“Yo hice ese video porque creo en la democracia digital. Si hubieran dicho otra cosa, yo habría dicho otra cosa, pero hay que honrar lo que uno cree y yo creo en la democracia digital”,  justificó Parisi.

Luego, Parisi, como si no le quedara de otra, felicitó a Gabriel Boric por el triunfo: “Fue extraordinario cómo ganó Boric, no sé de dónde salió ese millón 300 mil y tanto de votos, aunque solamente ratifica lo que pasó en la Municipalidad de Santiago, Ñuñoa, Viña del Mar, Valparaíso y Maipú”.

“Ganar la elección de esa forma fue una camotera”, agregó, “pero ya es la sexta vez que gana la izquierda o la ultraizquierda. Me hubiese gustado que fuera más estrecho porque lo que se viene es bastante complejo”.

Más tarde, el excandidato presidencial instaló dudas sobre el escenario político que se configuró en el país a partir de este domingo. Aseguró, por ejemplo, que “lo que se viene es bastante complejo. no es de picado ni nada”, pero “se vienen cambios significativos que no hay que mirarlos a huevo: las elecciones tienen consecuencias”.

Finalmente, probablemente en uno de los momentos más llamativos de la transmisión, sostuvo que de ahora en adelante se dedicará a la docencia y aclaró, de paso, que no tiene ninguna clase de vínculo comercial que lo ate con el país, pero que aun así desea su bienestar:

“Yo quiero que le vaya bien a Chile. Yo no tengo ninguna sociedad en Chile, yo no tengo nada en Chile, absolutamente nada en Chile. Solo gente que me odia, pero aparte de eso, yo no tengo nada en Chile”.

Parisi, que adeuda más de $120 millones en pensión alimenticia a sus dos hijos, seguirá entonces, por algún tiempo, radicado en Alabama, Estados Unidos.

COMPARTIR NOTA