Nuevo vuelco en el caso de Julia Wendell, la joven que decía ser Madeleine McCann: ahora la investigan por delito grave

Madeleine McCann y Julia Wendell

Las autoridades se encontraron con un detalle preocupante entre sus pertenencias.

Luego de que Julia Wendell se sometiera a un examen de ADN, cuyo resultado arrojó que no era Madeleine McCann, la joven polaca está envuelta en una nueva polémica.

Cabe recordar que Julia dijo hace unos meses que creía ser la menor desaparecida en 2007, en Portugal, y aseguró tener pruebas. Por lo que los padres de Maddie decidieron darle una oportunidad y someterse a la prueba.

Madeleine McCann y Julia Wendell

El vuelco

Sin embargo, cuando el caso parecía cerrado, el Departamento del Sheriff de Orange, Estados Unidos, informó a las autoridades polacas que tiene en su poder el celular de la joven. Wendell lo entregó de forma voluntaria, por lo que están investigando y analizando el contenido de este, según informó Daily Mail.

El motivo es que Fia Johansson, una investigadora privada y médium que acompañó a Julia durante todo este proceso, dijo haber visto imágenes explícitas de niños en el celular de la joven.

La mujer dio aviso a la policía, mentiras que el medio mencionado obtuvo una declaración de la acusada: “No tenía pornografía infantil en mi teléfono. No soy un pedófila y nunca traté de alentar a ningún adolescente a hacer algo ilegal, malo y repugnante”. El caso sigue siendo investigado.

Julia Wendell

COMPARTIR NOTA