Olvídese de picotear y del salero en «nuevos» restaurantes

El rubro gastronómico ya avizora una “nueva normalidad” llena de cambios. Según expertos, el distanciamiento entre mesas, láminas separadoras, eliminación de elementos de uso común como paneras, alcuzas, saleros, servilleteros, y la carta, y el fin al picoteo, serán la tónica.


La “nueva normalidad” una vez que pase lo peor de la jodida pandemia implicará cambios en las rutinas y el funcionamiento de muchos rubros y uno de ellos será el de los restaurantes en el país.

Según el ingeniero en alimentos y profesor de Ingeniería Química y Bioprocesos de la Universidad Católica (UC), Franco Pedreschi, los restoranes deberán adoptar nuevas formas de funcionamiento que implican aplicar nuevos protocolos e eliminar elementos de uso compartido.

“Los establecimientos deberán poner fin a los menús impresos y reemplazarlos por cartas digitales, aprovechando las tecnologías y los programas móviles que existen hoy para ordenar comidas”, señaló Franco Pedreschi.

A eso agrega que se deberán ir a las bodegas los servilleteros, saleros, aliños y las paneras de usos compartidos. “Las preparaciones que se ofrecían en las cartas, como los tradicionales picoteos o tablas compartidas, igualmente desaparecerán a futuro de los locales gastronómicos. También correspondería ofrecerlos en porciones para cada persona”, señaló el académico.

“En este difícil proceso de aprendizaje, por la cultura que teníamos antes de la pandemia, sólo sobrevivirán aquellos establecimientos que logren adaptarse a esta nueva realidad sanitaria que exige el cuidado de las personas”, remató Pedreschi.

Menos clientes en restaurantes

Paulina Martínez , epidemiología y PhD en Salud Pública, FACIMED Usach, explicó a La Cuarta que el comercio, entre ellos bares y restoranes, deberán incluir muchos cambios, especialmente en relación a la cantidad de personas que se podrá atender.

“Tendrán que hacer grandes modificaciones, partiendo por el espacio, el cual deberá incluir a un número menor de clientes, con mesas reducidas y más separadas, incluso incorporando separaciones con láminas protectoras como hemos visto en supermercados y otros negocios, lo cual obviamente atenta con la rentabilidad financiera del negocio”.

Agrega que “también deberán incluir medidas al ingreso de los clientes con medición de temperatura y alcohol gel o lavado de manos, es decir, estrictas medidas de higiene tanto para clientes como para los empleados.

“Respecto a las tablas de ‘picoteo’, claramente no será posible ofrecerlas al menos mientras no tengamos vacuna o tratamiento efectivo y específico. Al reactivar la economía, deben considerarse todas las recomendaciones que apunten a cuidar a la población, particularmente los vulnerables como adultos mayores y enfermos crónicos”, remató.

Julia Cerda, Directora Programa Familia y Comunidad UTEM y Doctora en Sociología, cree que en este nuevo orden de cosas, lleno de restricciones, “las poblaciones aprenden nuevas formas de relaciones”.

“En este nuevo orden social en que usamos el rito de sospechar el peligro que él o la otra significa para nuestras vidas, el cuidado será en los acercamientos corporales que implican el afectivo. Entonces, nos tocaremos menos, nos abrazaremos menos, pero también nos cabe la pregunta si luego retornaremos a las prácticas de la afectividad humana de siempre, mirarnos a los ojos y hablar cara a cara”.

Locales ya se alistan para el Día D

Si bien a un número importante de restaurantes que no está funcionando, hay otro grupo que si lo está haciendo bajo la modalidad de delivery.

Para ellos, la preparación para una futura apertura va un paso más adelante. Así al menos lo asegura Guillermo Bertiny, socio del restorán “Japón”.

“Nuestros trabajadores están tomando medidas desde el día 1, como mascarillas, guantes, cubrepies y alcohol gel, desde que empezamos a realizar delivery. El sushi, por lo general, son platos para compartir, por lo que eventualmente los tendremos que terminar”.

Para solucionar este problema, indica que “el cliente deberá decirnos con anticipación para racionar las porciones de forma individual. Para nosotros la soya es como el salero, por lo que el maestro sushero le pondrá antes a la preparación. Siendo muy optimistas creo que no podremos volver a la normalidad hasta antes de diciembre o noviembre. Antes no”.

Europa reabrió “piano piano’’ y con distancia

En Europa lo peor de la pandemia ya pasó y poco a poco la actividad comercial vuelve a ponerse al día, siendo el rubro de los restaurantes uno de los que esperaba con más ansías esta reapertura. Eso sí, esto se está realizando con varias medidas de resguardo sanitario.

En España por ejemplo, la autoridad central delegó en las comunidades autónomas asegurar el cumplimiento de las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento. Eso sí, se deberá asegurar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros, así como el debido control para evitar las aglomeraciones.

En Francia, el presidente Emmanuel Macron, autorizó la reapertura total de los restoranes, los que deben asegurar un metro de distancia entre cada mesa y el uso de mascarillas del personal.

Al otro lado del mundo, en Nueva York, se permitió la reapertura, pero los clientes no podrán ingresar a los establecimientos, si no que comerán en terrazas exteriores, en calles convertidas en espacios peatonales y en estacionamientos y plazoletas.

#Tags


Seguir leyendo