casas

Revelan que 21% de chilenos vive en casas que son un iglú

Autor: Diego López

Según un estudio realizado por la Universidad de Chile, casi un cuarto de las personas sufre con las bajas temperaturas en su casa.


Llegó el frío a los hogares y no todos lo pueden combatir como corresponde. Esa es la realidad que muestra un estudio realizado por la Red de Pobreza Energética de la Universidad de Chile, que señala que un 21% de las personas en el país vive tiritando dentro de sus casas.

La investigación – realizada por 20 académicos-  intenta cuantificar los niveles de pobreza energética que existen en Chile, que es el acceso a energía de calidad que tienen las personas, y que permite, entre otras, el confort térmico.

“Se analizaron varios factores con respecto al consumo de energía, entre los que evaluamos la capacidad de acceso a los servicios, si es que hay dificultades económicas para contar con ellos y si  que hay problemas de calidad. Cuando hablamos de pobreza energética, estamos hablando de un nivel de pobreza que muchas veces no se toma en cuenta”, señaló Anahí Urquiza, coordinadora de la Red.

Para calentar la casa…

Según datos del Casen 2017, a nivel país el preferido para calentar las casas es la leña, con un 29%, seguido del gas licuado ( 27%) y la parafina (12%). Sin embargo, contar con alguna de estas fuentes de calor no bastaría para eliminar del todo la sensación de frío.

“En Chile hay problemas con los sistemas de aislamiento térmico que tiene las casas, entonces para calentar se necesita mucha energía. Tenemos una buena calidad constructiva para terremotos, pero una muy mala para el tema térmico”, agregó la especialista.

Eso no es todo. Además de los problemas de salud que la exposición a bajas temperaturas puede provocar, otro dato sensible es que el 22,6 por ciento de las familias no puede cubrir las necesidades térmicas al mismo tiempo que otras  básicas.

“Tienen que sacrificar otras necesidades para cumplir con la energía, como comprar menos comida o pagar menos en otros servicios”, cerró Urquiza.

Seguir leyendo