Salvaje ataque homofóbico conmueve al país

Detuvieron en Porvenir, Región de Magallanes, a sujetos acusados de meter en una tina con agua hirviendo a dos hombres. Podrían aplicar la Ley Zamudio.


Conmoción en la país causa un salvaje ataque homofóbico ocurrido en la comuna de Porvenir, Región de Magallanes, donde, en la noche de Año Nuevo, dos hombres fueron quemados con agua hirviendo.

José Muñoz (52), viudo y padre de un hijo adulto, y Sergio Barría celebraban tranquilamente junto a unos conocidos en su casa de Magallanes, cuando decidieron apartarse del grupo e ir uno de los dormitorios.

Según la Fiscalía, en se momento llegó a la habitación Juan Pablo Vilches (36) y Nelson Aguilar Gómez (18), quienes en estado de ebriedad comenzaron a insultarlos.

Luego, de acuerdo a a la infamación judicial, llenaron una tina con agua hirviendo, para posteriormente meter a las víctimas dentro.

Muñoz acabó con graves quemaduras en el tronco, mientras que Barría resultó con lesiones en sus brazos y piernas.

Versiones

El 2 de enero Vilches Valdivia llamó a la ambulancia al ver que el dolor y las heridas de la pareja no sanaban.

Ambos fueron trasladados al servicio de urgencias del Hospital Marco Chamorro Iglesias. En el centro asistencial los hombres mintieron al médico acerca de sus heridas, diciendo que se quemaron cuando se estaban bañando y no midieron la temperatura del agua.

Esta historia no la creyó el personal de urgencias y Muñoz contó la verdad. De inmediato se activaron los protocolos de seguridad y los agresores fueron detenidos por la Policía de Investigaciones (PDI).

Muñoz fue trasladado a Santiago y está internando en la Ex Posta Central con respirador artificial. Barría recibe tratamiento en Punta Arenas.

Erín Ruiz Aguirre, sobrina de Muñoz, afirmo que “como familia estamos con mucha pena por la crueldad de lo sucedido. Mi tío ahora está grave en Santiago”.

El dirigente Movilh, Rolando Jiménez, dijo que “estamos pendiente del caso desde el primer día, apoyando a las familias de los afectados. Claramente esta agresión fue motivada por la condición sexual de la víctimas. En efecto, se puede aplicar la Ley Zamudio para que estos agresores queden tras las rejas”.

Los agresores fueron formalizados y quedaron con 120 días de prisión preventiva.

Seguir leyendo