“Soy un premio para las mujeres”, jura Lucas Facundo

Autor: La cuarta

Don Juan de ojos verdes y zapatillas blancas cobra 20 lucas por charlas de una hora. Tiene seis discípulos.


Mide un metro 70, tiene ojos verdes y usa gel en la cabellera, lentes oscuros, pulsera de santitos, collar de pelotas, zapatillas blancas y pantalones príncipe de Gales. Así es Lucas Facundo. Un seductor.
Lo mejor que aprendió en 26 años sobre la pasarela de la vida es a conquistar mujeres, y hace tres meses decidió compartir su arte: Puso un aviso en internet, donde ofrece clases particulares de seducción. Por una charla de una hora cobra 20 lucas y ya ha asesorado a seis hombres relativamente desesperados.
Lucas Facundo contó que es especialista en negocios y divide su tiempo entre una pega de oficina y las clases. Cree que el principal problema de los chilenos es la timidez, un defecto que en tres horas intensivas erradica de los potenciales galanes que instruye.
Otro drama que cachó es la dificultad en determinar el momento fecundo en que hay que atacar. "No saben cuándo llegar al beso".
"Los hombres deben perder el temor al rechazo, si una mujer te ignora pasa a la siguiente. Es imposible que le gustes a todas", teorizó.
Entre sus discípulos hay un estudiante de 22 años y un empresario de 43, además de profesionales jóvenes que sufren la maldita soledad o que desean revivir la pasión con su pareja.

MODESTO

Carente de toda modestia el admirador de Casanova cree que es un objeto del deseo. En su Facebook "Lucas Facundo Sedux Seducción" escribió sin rodeos que su actividad es "atraer, seducir y ligar con mujeres bellas". Y en la entrevista ratificó la confianza en sí mismo: "Para las mujeres soy un premio".
A pesar de nuestra insistencia, el "Premio" prefirió mantener su verdadera identidad en el anonimato para que a sus minas no se les rompa el corazón al saber que tiene más sucursales que un banco.
– Hace cinco años que no tengo mujer. Ni siquiera me pescan por messenger. Creo que estoy acabado. ¡Ayúdeme, senséi!
 – Tranquilo, pajarito de Dios. Lo primero que no debes hacer es idolatrar a una mujer. No hagas todo lo que te pidan. A ellas les gustan los hombres con carácter.
El galán ejemplificó. "Cuando una niña me dice que me quiere, yo guardo silencio unos segundos y le digo "yo también, pero muy poco. Que se den cuenta que no eres fácil debido a tus actitudes intrigantes".
– ¿Los feos tenemos posibilidades de amar?
– Claro que sí. Yo me considero atractivo, pero la belleza es sólo la tapa del libro. Ayuda para la primera impresión, después hay que seducir con la palabra.
– ¿Recomienda beber para darse valor?
– Pero sólo un poco, porque si necesitas curarte para acercarte a una mujer, estás en problemas.
– ¿Con cuántas mujeres has estado?
– En qué sentido: ¿Sentimental o íntimo?
– ¡Íntimo!
– Con muchas, pero prefiero mantenerlo dentro de mi vida privada. Ahora ando con una, salgo con varias, pero no voy a todas.
– ¿Qué le dirías a alguien que te trata de chanta?
– Que digan lo que quieran, yo puedo probar mis cualidades.

Sebastián Foncea M.

 

Seguir leyendo