Vinculan a testigo clave en “Caso Cangri” con red de narcotráfico

Sebastián Cornejo Hermosilla fue formalizado por el delito de tenencia ilegal de armas y quedó en prisión preventiva. Tenía pensado abandonar de forma ilegal el país.


En prisión preventiva por los tres meses que dure la investigación, quedó el testigo clave del “Caso Cangri”, Sebastián Cornejo Hermosilla, tras ser formalizado por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego y municiones.

El acusado, quien se encontraba prófugo de la justicia tras ser investigado por estafa, y que fue capturado ayer por la PDI en un allanamiento realizado en un domicilio de Quillón, Región del Biobío, también tenía una orden de detención en Talcahuano y requerimientos pendientes, por su supuesta vinculación a una red de tráfico de droga.

“Hay una causa por tráfico de drogas que es la que llevamos en Talcahuano y donde aparece esta persona (Sebastián Cornejo)”, dijo el fiscal de Talcahuano, Álvaro Hermosilla.

Agregó que “según las escuchas telefónicas que existen, él apareció vinculado a la organización con un rol secundario y le habrían facilitado un inmueble en los últimos días para efectos de que estuviera ahí a resguardo frente a la búsqueda policial.”

Por su parte, el jefe de la prefectura provincial de Concepción, Jorge Sánchez Sandoval, señaló que el único testigo en el caso de la muerte de Sebastián “Cangri” Leiva, fue detenido mientras “estaba en una parcela ligada al crimen organizado” en Quillón, y que cayó junto a su pareja y otro sujeto: “se encontraron armas, una escopeta y munición”.

El PDI agregó que “que los residentes del organización criminal le estaban prestando la ayuda, preparando los papeles y buscando mecanismos de forma ilegal para abandonar el territorio nacional”.

Fiscal de Bolivia desmintió su caminata en el desierto

Hace algunas semanas Cornejo declaró al matinal Bienvenidos que se había separado de Cangri y Gundián en el desierto boliviano y que caminó durante 15 horas hasta lograr ser auxiliado, dejando atrás a sus dos compañeros debido a que habían encontrado su propio camino.

Esta versión fue desmentida ayer por la fiscal boliviana del caso, Roxana Choque. La persecutora dijo a “Mucho Gusto”: “Él decide tomar otro camino y es ahí donde él, aparentemente, se contacta o logra en su suerte -vamos a llamarlo así- con algunos funcionarios u otras personas que estaban ahí trabajando, prestando servicios y ellos lo llevan a la frontera”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo