«Me han amenazado y hostigado»: Tío Emilio rompe el silencio tras grave acusación

Autor: LaCuarta.com

"No es un juego enlodar la honra de las personas sin tener evidencias concretas", apuntó el periodista.


«A propósito de los hechos mencionados en @mentiraslared de @LaRedTV. Llevo casi 40 años trabajando como periodista en distintos medios de comunicación. He denunciado todo tipo de delitos, incluyendo la corrupción, en el ámbito civil, político, eclesiástico y militar».

Con estas palabras, Emilio Sutherland, más conocido como el «Tío Emilio», compartió su derecho a réplica tras los dichos del periodista Javier Rebolledo en el estelar conducido por Eduardo Fuentes.

En el programa de La Red, Rebolledo afirmó que Sutherland habría recibido una millonaria cifra para bajar un reportaje sobre  la corrupción en el Ejército cuando estaba en «Contacto», programa de investigación de Canal 13.

De acuerdo al comunicador, todo ocurrió cuando él investigaba para su libro La Guerra de Harvey, donde cuenta como el capitán (R) Rafael Harvey denunció hechos de corrupción que, a la postre, destaparon el conocido «Milicogate».

«Se produce otro evento que tiene que ver con una denuncia, que a mí me tocó pesquisar, y que tiene que ver con bajar reportajes en la televisión. Al periodista Emilio Sutherland, en ese momento en Contacto (Canal 13)», indicó.

«Cuando Rafael (Harvey) estaba preso, un oficial de inteligencia que lo visitó, le dijo: ‘¿pero para qué te metiste en este problema? Si estos gallos tienen la corrupción metida en la cabeza. A mí me tocó entregarle $200 millones de pesos en dos maletines a Emilio Sutherland para que bajara un reportaje de Canal 13», complementó Rebolledo.

Eso sí, el reportero aclaró que conversó directamente con el conductor de «En Su Propia Trampa». De hecho, sostuvo que «el profesional habría afirmado que efectivamente los hechos se desarrollaron, pero sin el pago de los 200 millones de pesos dando, como razón del retiro del reportaje a la llegada de Andrónico Luksic al canal».

La aclaración del Tío Emilio

A través de Twitter, Sutherland explicó que «mi trabajo lo he hecho siempre con la idea de aportar un grano de arena a un país mejor. Me han amenazado y hostigado de distintas maneras. Generalmente he guardado silencio porque creo que los periodistas no debemos ser parte de la noticia».

«Hoy, muy a mi pesar, salgo a la palestra porque todo tiene su límite», añadió.

En relación a los dichos de Rebolledo, el «Tío Emilio» aclaró que «el periodista Javier Rebolledo señaló que una persona había escuchado a otra decir que me habían entregado dos maletines con un total de 200 millones de pesos con el objetivo de ‘bajar’ un reportaje que afectaba al Ejército. Dicha acusación la rechazo categóricamente. Jamás he recibido dinero para ocultar u omitir información».

«Me parece importante contar que varias semanas antes de la emisión de ese programa, el periodista Javier Rebolledo me contactó por teléfono. Le confirmé que efectivamente hace ya más de una década investigué una denuncia formulada por un cabo del Ejército, que finalmente no salió al aire por una decisión editorial del canal», complementó.

Además, el rostro de Canal 13 indicó que «cuando Rebolledo me contó que existía un testimonio de que yo había recibido dinero para ‘bajar’ el reportaje, me indigné y le respondí que eso era totalmente falso. En ese minuto, la decisión de no emitir el reportaje se tomó principalmente porque no había antecedentes suficientes».

«Sin embargo, semanas después, otra parte de ese reportaje sobre corrupción en el Ejército sí fue emitida. Éstas apuntaban a un alto oficial del ejército que fue removido de su cargo por usar vehículos y personal militar en un negocio particular», agregó.

El derecho a réplica del «Tío Emilio»

En un extenso hilo, Emilio Sutherland reveló que «en la conversación telefónica con Rebolledo y con la intención de conocer la verdad, le ofrecí a este periodista encarar personalmente a quien hubiese dicho esa calumnia sobre la entrega del dinero, para que él lo pudiera contar en su libro».

«Pero de este colega Rebolledo nunca más supe hasta que apareció en ‘Mentiras verdaderas’. Allí hizo un entusiasta relato de graves imputaciones en mi contra y, como si fuera un dato menor, solo al final, señala que yo rechacé haber recibido dinero», lamentó.

A modo de conclusión, el destacado comunicador indicó que «la labor del periodista no es publicar a rajatabla todo lo que le cuentan (así justamente nacen las noticias falsas). Nuestro rol, hoy más que nunca, es contrastar y probar los hechos antes de difundirlos».

«No es un juego enlodar la honra de las personas, sin tener evidencias concretas. Hago esta declaración como derecho a réplica, sin perjuicio de reservarme el derecho a iniciar acciones legales que resulten pertinentes», concluyó.

Seguir leyendo