El último futbolista chileno en competencia no puede salir de Nicaragua

Autor: Luis Escares

Héctor Vega, hijo del histórico “Caldillo”, juega en el Juventus Managua donde la actividad deportiva no ha cesado pese al bicharraco mortal.


“Aquí estoy, un poco asustado, Nicaragua es el único país que está funcionando normal”, dice Héctor Vega, desde Centroamérica.

El delantero llegó en enero a la primera división pinolera como la carta de gol del Juventus Managua, pero hace una semana el chileno-peruano optó por no ir más a entrenar ante la amenaza del Covid-19.

“Vivo con tres compañeros de otros países y ellos ven lo que está pasando con la cuarentena, mientras acá nadie hace nada. Yo les dije junto a un compañero paraguayo que no íbamos a seguir participando, pero acá los jugadores locales siguen cumpliendo por un tema económico”, agrega.

Recién ayer la Primera Liga tomó la decisión de jugar sin público. Es más, el equipo de Vega tuvo que viajar 300 kilómetros a Jalapa para disputar su duelo anoche. “Es un riesgo que no vale la pena, acá dicen que hay dos casos y uno de ellos murió, el gobierno esconde información, en la televisión sólo dan El Chavo, no informan nada, mientras la gente hace sus vidas como si nada”, sostiene.

Sufriendo a la distancia

Para peor, el ariete no puede salir del país ya que “he ido a las aerolíneas, pero para salir hay que pasar por Panamá y Colombia que tienen sus fronteras cerradas. El club no me puso problemas para partir, pero es imposible, además acá sólo hay cuatro chilenos, por eso no somos prioridad para la embajada”.

“Caldillo Jr.” Está en contacto permanente con su representante Pablo Farías, para ver la solución a su problema. Mientras tanto continúa ejercitándose en casa a la espera de definir su situación, aunque aclara que “lo más seguro es que intente buscar club en Chile, tengo unas propuestas que analizaré. Uno sale al extranjero para crecer como jugador, tener más estabilidad, pero así es casi imposible”.

– ¿Qué le dice su familia en Chile?
Todos preocupados, mis papás están solos, mi señora también, yo intento no preocuparlos desde acá, pero es una situación compleja porque acá hay mucha gente inculta que no sabe el riesgo que se vive.

– ¿Culpa del gobierno?
No me gusta hablar de política, pero acá se está viviendo una situación social muy inestable, existe mucha pobreza y quizás si se masifica lo del virus todo vuelva a caer. A nosotros nos deben un mes de sueldo, dijeron que nos pagarán esta semana, así que veremos qué pasa, porque este país funciona como si nada.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo