Cabrera se bajó de la cleta y armó mueblería

Autor: La Cuarta

El medallista de oro en los Panamericanos de Lima se peina con la madera en San Fernando. “Algo le pego”, bromeó el hombre que ya proyecta su retiro en Santiago 2023.


La pandemia cambió la vida de Antonio Cabrera. El ciclista que obtuvo medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, se fue a vivir a San Fernando, se reencontró con su familia y descubrió un nuevo talento.

Hoy el deportista combina sus entrenamientos con el desarrollo de su emprendimiento artesanal: realiza muebles de madera y los vende por redes sociales.

“Todo comenzó cuando mi mamá (Laura Torres) necesitó de un lavaplatos y yo fui a la barraca que está a una cuadra de mi casa”, contó el atleta a La Cuarta. “Ahí conversamos con el dueño del establecimiento Marcelo Ramírez y comenzamos a tirar ideas. Luego contacté a mi otro socio José Manuel Farías y comenzamos a vender las cosas por internet @maderas_ramirez2020 en Instagram)”, indica.

-¿Cómo definirías tu trabajo? Son cosas simples, pero bonitas.

-Y ahora la verdad: ¿le pegas o es más talento de don Marcelo? Algo le pego… ¡Jajajajaja!

-No debe ser fácil la cosa…

– Todo lo que está pasando con el coronavirus me ha permitido tener más tiempo e ir descubriendo este talento. Además, don Marcelo se porta un siete conmigo y me enseñado cada paso, por lo que estoy contento con lo que hemos logrado.

-¿Ya estamos para competir por la medalla de oro en muebles?

– Me manejo súper bien en la utilización de las herramientas, en la aplicación de la pintura y cada día estoy tratando de perfeccionarme más aún.

-¿Dónde es mejor Antonio: en la cleta o con el martillo?

– La verdad no soy tan ágil en la madera como en la bicicleta, pero vamos mejorando todos los días.

-Vamos a lo importante: ¿La estamos cortando con cincel o aún es muy luego para hablar de ganancias?

– No somos millonarios, pero sirve para aportar en la casa.

-Una gran alternativa ahora que no se puede competir e imagino hay pocos auspicios…

– También tengo mi beca Proddar que me permite entrenar todos los días y, cuando viajaba, algunos empresarios me ayudaban con eso. Pero hoy todo anda mal.

-¿Todo por el maldito bicho?

– En el ciclismo no se crean auspicios por la mala gestión de los dirigentes. Ahora el ciclismo ya venía casi muerto y con la pandemia no hay nada claro ni calendario de torneos, por lo que está muy mal la actividad.

-Pero tú me decías que le sigues poniendo bueno…

– Sigo entrenando, trabajando tranquilo. Vivo este tiempo como una concentración previa a un campeonato, además estoy recuperando tiempo con mi familia y dejando atrás todo lo malo.

-¿Como las acusaciones de dopaje que te hicieron en Lima?

– Hay gente que se ha encargado de dejar mal puesto mi nombre, pero no tengo rencor con nadie. Ya podré decir las cosas que quiero decir.

-Por último, ¿cuál es tu meta deportiva?

– Estoy enfocado en los Panamericanos de Santiago 2023. Quiero revalidar mi oro y pensar en el retiro, pues ya tengo 38 años y en Chile no hay cultura de deportes de alto rendimiento.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo