Conflicto albo: la pelota la tiene Harold

Autor: La Cuarta

Si la Dirección del Trabajo no cita a una nueva mediación entre la empresa y los jugadores, será Mayne-Nicholls quien decidirá si seguirá conversando con ellos o mantenerlos en el seguro de cesantía.


“El negociador soy yo”. Esa es la sentencia que usó Harold Mayne-Nicholls en un medio argentino y que hoy lo tiene más empoderado que nunca en Colo Colo.

El vicepresidente de Blanco y Negro recibió todo el ropero de Aníbal Mosa y golpeó la mesa de inmediato: retiró todas las ofertas que había hecho en la Dirección del Trabajo y volvió a la propuesta original.

O sea, los jugadores si quieren salir de la Ley de Protección del Empleo, que no es otra cosa que gastar los ahorros que tienen en el seguro de cesantía, deberán aceptar que se les rebaje un alto porcentaje de sus honorarios (hasta el 50%) y sólo les devuelvan la mitad de lo descontado entre enero y septiembre de 2021.

La esperanza

Lo único que podría ablandar al ex timonel de la ANFP es que la Dirección del Trabajo los llame a una nueva mediación.

Esto se podría producir en las próximas horas, ya que el lunes pasado los que mojan la camiseta del Cacique presentaron una nueva idea para solucionar el conflicto.

En ella, principalmente, aceptan que no les devuelvan todo el dinero (ni a ellos ni a los trabajadores de ByN) y muestran su disposición a seguir conversando.

Sin embargo, la entidad estatal no les había respondido hasta el cierre de esta edición y los plazos eran acotados.

En otras palabras, si la entidad no los cita en el día de hoy todo queda en nada y se inicia un nuevo proceso que puede durar meses: el ente fiscalizador debe comprobar si ByN podía o no usar la Ley de Protección del Empleo y si resulta que no es así, cursar multas correspondientes y obligar a la compañía a reponer los sueldos íntegros y los ahorros del AFC.

¿Qué pasa con los jugadores mientras tanto? Seguirían comiéndose el seguro y tendrían que apelar a la voluntad de Mayne-Nicholls, si es que quieren arreglar esto por la buena.

Según lo que dijo el ejecutivo, están dispuestos a conversar. Pero el piso es lo que trascendió en abril y habría poco margen para moverse. Lo que, obviamente, no sólo hace que los deportistas salgan para atrás, sino que también los trabajadores.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo