Fernando González

El Feña González quiere cambiar pañales

En la semana donde se celebran 15 años de las medallas doradas de Atenas, el ex número 5 del mundo aseguró que la cigüeña está cerca.


Agosto es una fecha especial para el tenis chileno. Esta semana se cumplirán 15 años de las medallas doradas de Atenas conseguidas por Fernando González y el Nico Massú. Además, el finde pasado se conmemoró la medalla plateada que “Mano de Piedra” consiguió en Beijing, al perder al final con el Rafa Nadal.

Algo que el “Bombardero de La Reina” tiene presente gracias al cariño de la gente, porque él no anda comiendo pasas para memorizar estas fechas tan relevantes.

“Me lo recuerdan mucho por redes sociales. La verdad yo sé que es en agosto, pero nunca recuerdo el día exacto ja, ja, já. Se agradece ese cariño y reconocimiento, pese a que ha pasado mucho tiempo”, recuerda el ex top 5 del mundo, que a sus 39 años está en otra.

Es que tras viajar por todo el mundo, hoy bajó varios cambios y disfruta más la vida, donde su polola argentina Luciana Aymar es una gran partner. De hecho, ella es un poco mayor (recién cumplió 42 años), por lo que están en la quemada para tener hijos.

“Ya voy a cumplir 40 años y cuando sea grande estaría bueno (tener un hijo)”, contó ayer en una distendida charla con Radio ADN.

Claro que sigue viviendo el tenis a mil, por lo que es voz autorizada para hablar sobre la actividad de los raqueteros nacionales, en donde reflexiona sobre los vaivenes que viven muchas veces en el circuito ATP, Christian Garin y Nicolás Jarry.

Es algo que no solo le pasa los jugadores chilenos, sino que a los de todo el mundo. Es normal, porque se juegan muchos torneos al año, muchos viajes, distintas superficies o condiciones climáticas. Pasan por períodos en el año en que uno se siente mejor y en otros no tanto”, filosofó en base a su experiencia.

-¿Conversas con Nico Massú de lo que se viene en Copa Davis?

Hablo cada cierto tiempo con el Nico, pero no de eso. Pueden pasar muchas cosas para mejor, porque recién estamos en agosto y la Copa Davis es en noviembre. Los jugadores chilenos son jóvenes y tienen mucho que seguir dando.

-¿Te gustaría integrarte al equipo?

Sí, claro. Para mí es algo que ojalá ocurra en algún momento, pero no es una situación que me apure. Las cosas no se fuerzan, se tienen que ir dando. Estoy contento con lo que estoy haciendo ahora. Tengo mi programa en radio Biobío. Hago charlas, mi escuela de tenis, mi fundación. Juego todavía. De hecho, en septiembre jugaré con el Nico en Concepción.

Seguir leyendo