firmas

Escaneo a firmas albas: ¿Quién es quién al negociar?

FOTO: JAVIER NAVARRO M. FUTBOL

Expertas grafólogas analizan la mosca de referentes, donde Mouche queda como rey y Paredes “el más perseverante”.


En una historia donde los combos van y vienen, el plantel de Colo Colo sigue del moño con ByN y la llamada “guerra de los sueldos”. Y claro, en la disputa por la devolución de los descuentos, la concesionaria avisó que se bajó de la mesa negociadora y que se mantiene con la idea de devolver el 50% de los montos.

Así, los referentes albos tendrán ahora la palabra, donde durante la semana mostraron estar más unidos que nunca publicando una carta con la firma de todos. Por lo mismo, en La Cuarta fuimos más allá, y con las capas de la grafología, Paula Cerda (Perito Forense en Neuroescritura Psicológica) y Ligia Cárdenas (Perito Forense en Neuroescritura y Comportamiento), hicimos un escáner a las moscas colocolinas, siempre con el fin de analizarlos en un escenario negociador.

“La firma es única e irrepetible, pues es una creación que a la persona la hace sentir racional y emocional. Los símbolos, así como la presión ejercida, el tamaño, separación y continuidad con los trazos, dan a conocer la tendencia de conducta de cada uno”, señalan Cerda y Cárdenas.

 ¿Quién aprueba?

Según el análisis de las especialistas, la firma más clarita y positiva a la hora de pararse ante un jefe es la de Pablo Mouche, sin pelotones y con el aire que le da ese tinte de rapidez a la hora de negociar. “Se visualiza disposición a avanzar, a explorar nuevas visiones y motivaciones. Tiene predominio de la razón, pero puede presentar rigidez cuando otro cuestiona sus opiniones”, explican las grafólogas.

En esa onda, el capitán Esteban Paredes muestra una línea arriba y abajo, y suele cortar la “S”, por lo que al momento del debate se deduce que “si bien da cuenta de capacidad negociadora, muestra reparos a considerar a la hora de negociar”.

“Se auto impone límites, lo que se visualiza al poner ‘un techo y un piso’ a su firma. Pero una vez que ha tomado una decisión, se observa en él voluntad y automotivación, pues está dispuesto a llevar a cabo su propósito”, explican sobre el goleador.

Por otra parte, otro que aprobó con su huella virtual fue Miguel Pinto, quien también fue al choque con ByN. Según el análisis, “su inquietud interfiere en las decisiones del otro al apurar los procesos de toma de decisiones. Es extrovertido y expansivo y si tuviera que ejercer un rol de liderazgo, el estilo más compatible con él, sería el vertical, con visión estratégica”.

Siguiendo con las figuras colocolinas, el defensa Julio Barroso, y siempre en base a su mosca, se le infiere “capacidad negociadora adecuada, sin embargo, con reparos a considerar puesto que, ante la posibilidad de resolver un conflicto, da rodeos antes de identificar y precisar el foco central del problema”.

¿El comodín? Matías Fernández, al que su firma delata que “delega en otros la tarea de elaborar estrategias para conseguir propósitos y que va a adherir a la propuesta más exitosa o atrayente”. Eso sí, aclaran que pese a ser “piolita”, su presencia se hace notar.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo