La Florida se sumó a la moda de las figuras de cera con “JM” y el “Sapito”

El maestro Fernando Pugliese dio vida a los próceres del periodismo deportivo que son un golazo ahora con la fiebre copera. “Esto no tiene nada que ver con el museo de cera”, dijo el escultor, que le creó una estatua hasta el Papa Francisco.


Justo en estos días en que se filtraron las fotos de lo que será el Museo de Cera en Las Condes, y a través de las redes sociales derritieron las figuras por lo poco parecidas que son, en especial la frente delfín de Stefan Kramer, en La Florida se atrevieron a seguir con la moda.

Claro que en la comuna del sur de la capital se fueron a la segura y, aparte del material plástico, apostaron a las figuras de Julio Martínez y Sergio Livingstone, dos que habitan en el corazón de los chilenos.

Aprovechando el vuelo de la Copa América, el “JM” y el “Sapito” de fibra han sido un golazo, que han recibido puros halagos de quienes no dejan pasar la micro para sacarse la selfie de rigor cuando los ven en el Centro Cultural de la comuna.

“Me alegro mucho. Han hecho una genial idea de poner a esos dos personajes importantes en un lugar público donde la gente se pueda fotografear”, contó Fernando Pugliese, el capo argentino de 80 primaveras que le dio vida a la pareja más querida de viejos sayayines del fútbol nacional.

“La idea surgió en una visita a Buenos Aires. Ver la cultura a disposición de la gente allá, fue alucinante. Llegando a Chile nos pusimos en contacto con el maestro Pugliese”, agregó Rodolfo Carter, alcalde de La Florida y quien quiso realizar un homenaje más que sumarse a la moda de los museos, como el de cera.

El escultor, que ha realizado trabajos hasta en el Vaticano, no quiere comparaciones con las criticadas obras de cera. “El museo es otra cosa, no se puede comparar. La cera debe tener un habitad muy especial para que no entre en calor, no puede estar a la intemperie como estas obras”, reflexiona Pugliese, que le hizo una estatua de fibra hasta el mismísimo Papa Francisco.

Carter, por su parte, tampoco quiere hacer leña del árbol caído. “Siempre se critica a los que hacen cosas diferentes, nosotros no vamos a críticar lo que hacen en Las Condes. El arte de por sí es discutible”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo