En la "U" se aleonaron con su familia y el cotillón albo

04.10.19 BANDERAZO UNIVERSIDAD DE CHILE PREVIO AL SUPER CLASICO DEL FUTBOL CHILENO

FOTO: JAVIER NAVARRO M.

Como parte del plan de motivación, las esposas, hijos y hasta los trabajadores del CDA sorprendieron a los jugadores, con tal de llenarse de buena onda. "Nos hierve la sangre", dijo Caputto, refiriéndose a la fiesta que los blancos armaron por Paredes.

Motivación es la palabra que se repitió toda la semana en la Universidad de Chile. Es que la zona en que se encuentran los azules en la tabla le puso un condimento especial al Superclásico, por lo que en el Bulla intentarán sacarse la mochila de los 18 años quizás en su peor momento futbolístico.

Es por esto que el plan para activar a los jugadores tuvo de todo. Conversación, preparación psicológica y mucho, pero mucho, cariño. Uno como el que entregaron los propios familiares y trabajadores del CDA, quienes ingresaron al entrenamiento abierto que realizó la "U" ante 1.500 personas ayer en el Nacional.

Con los hijos, las señoras y además de los cantos, los jugadores se llenaron de energía antes de la concentración. "Ya son muchos años que no hemos podido ganar allá y es una realidad. Pero primero la presión no está. Esperamos y ansiamos este partido, pero no estamos desesperados. Hemos trabajado en la parte mental, porque creemos que es muy importante, no sólo por el clásico, si no por el estado actual del equipo en la tabla", comentó Caputto.

¿Qué pasa si Paredes convierte y arman una fiesta? "Creo que nos hierve la sangre, es normal. Tratamos de que no influya de mala manera, tratemos de que influya para llegar al partido y seguir con la estrategia y el plan de juego aún más. Más allá de lo de Esteban, de la fiesta, que también la prepararon partidos anteriores, no podemos pensar en eso, sólo en el partido y lo que significan. Más allá de lo que preparen, nosotros también estamos preparados", cerró Caputto.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA