Blandi

Por eso lloran en las finales: los che se pelean a Blandi

FOTO:FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

Autor: La Cuarta

El delantero otra vez no fue citado en Colo Colo por bajo rendimiento, pero Estudiantes, Argentinos e Independiente desean repatriarlo.


Llegó a Chile como “el hombre que reemplazaría a Esteban Paredes en Colo Colo” y Marcelo Espina, entonces gerente deportivo de Blanco y Negro, se lo compró a San Lorenzo en 1,1 millón de dólares.

Pero Nicolás Blandi resultó ser menos aporte que el Espacio Riesco en la pandemia y sus números en el Monumental son horrendos: sólo ha marcado dos goles, suma 681 minutos en cancha y recibe 72 palitos mensuales.

A eso se le agrega que en la parte final del torneo, mientras sus compañeros se sacan la mugre por mantener al equipo en Primera, el trasandino ni siquiera muestra condiciones para ser citado y ayer, otra vez, quedó fuera de la nómina que el técnico Gustavo Quinteros armó para enfrentar a Coquimbo.

El milagro

Pese a ello, ayer se conoció un tercer equipo que está interesado en contar con el ariete para la temporada 2021.

Se trata de Independiente de Avellaneda, quien recientemente contrató a Julio César Falcioni (ex Católica) como adiestrador y lo habría pedido para encabezar su proyecto.

Las otras dos instituciones que desean repatriar a Nicolás son Argentinos Juniors y Estudiantes, pero en Macul aseguran que aún no hay ningún contacto formal.

Es que pese a que varios hinchas lo irían a dejar en andas al aeropuerto, su salida implica lucas. Blanco y Negro quiere recuperar algo de lo que ha invertido en el nacido al otro lado de la Cordillera y no quiere dejarlo partir así nada más.

Una fórmula es un préstamos con opción de compra, siempre y cuando la escuadra que se lo lleve cancele sus honorarios, lo otro es que paguen la segunda cuota que se le debe a San Lorenzo (500 mil dólares) o simplemente que ofrezcan más de un palo verde por su pase.

Cabe recordar que Blandi tiene contrato vigente hasta el 2023 con la concesionaria del Popular.

#Tags


Seguir leyendo