Lucas Giovini

Lucas Giovini vuela de palo a palo como “El Crack del Asado”

Golero se peina en certamen gastronómico y la rompe con su empresa cocinera. “El chileno ahora se da el tiempo de hacer un buen asado, ya no es solo tomar”, dice.


En vez de apernarse y hacerse un fiel amigo del control remoto durante los meses encuarentenados, el incombustible arquero Lucas Giovini se propuso pulir su talento culinario y se lanzó de palo a palo con la idea de aprender más sobre una de sus grandes pasiones fuera de la cancha: hacer asados.

El argentino nacionalizado chileno se devoró las charlas de Zoom y tecleó “on fire” con sus compas en todos los chats para lucirse en la parrilla, a pesar de que hace rato el hombre es amo y señor cocinando las mejores carnes. Tan así, que comanda la empresa “El Crack del Asado” (@elcrackdelasado.cl en Instagram), donde ofrece servicio a domicilio con eventos y ahora la rompe con su nuevo chimichurri a nivel nacional.

¿Algo más? Claro que sí, el arquero de Magallanes no sólo la suda semana a semana buscando el ascenso con el elenco de la “Bandita”, sino que también se puso el delantal para hacerlas de DT del Jáuken, equipo que compite en La Liga del Asado y que ya alcanzó las semis del torneo a las brasas.

“Entré a hartos ‘lives’ en pandemia y fuimos formando grupos de WhatsApp con otros asadores. Así formamos Jáuken junto a cuatro compañeros más, un grupo muy humano que hace dos semanas disputa la liga. Ya pasamos dos rivales muy duros y ha sido una gran experiencia, conocemos gente de otras regiones y aprendemos un montón”, cuenta el hombre de los tubos a La Cuarta.

Las reflexiones de Lucas Giovini

– Pero a la hora de competir usted sale a ganar…

-Te dan tres horas para preparar tres platos diferentes y cocciones distintas, Es bueno y arriesgado, está el tema de no cumplir y no tener la puntuación que uno necesita. Se disfruta un montón.

– ¿Cómo es el estilo de Giovini al mando de Jáuken?

-Yo me mantengo al margen por los tiempos a veces, lo mío es más el fútbol, pero ayudo un montón. Mi participación es más que nada tratar de que fluyan mis compañeros en sus recetas y ayudarlos en mejorar ciertas cocciones. Con el chunchul y molleja me tuve que poner el overol para ayudar.

– ¿Qué nota le pondría al chileno en la parrilla?

-Al principio, el chileno no se tomaba el tiempo para un buen asado. Era muy apurado, compartir, tomarse algo y listo. Ahora lo hacen con más tiempo y cocciones más largas, el chileno ha progresado mucho.

– Y usted también luce su marca como “El Crack del Asado”…

-Creamos una empresa para eventos y que la gente cotice. Generamos un mezcla de algo rústico e innovador, según lo que quiera el cliente. Muchos cortes a elección, animales a la estaca en eventos y toda una gastronomía mezclada entre la cultura argentina y chilena.

– La última. ¿El mejor futbolista en la parrilla?

-Augusto Batalla, él y Pablo Heredia (San Luis) fueron mis grandes partners y aprendí mucho. Hicimos los mejores asados en U. La Calera.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo