Un motel: el exótico negocio que Ricardo Gareca quiso hacer con un exentrenador de la UC y un campeón del mundo

Gareca sostiene hasta el día de hoy una gran amistad con Falcioni y Ruggeri. En su momento pudieron ser socios.
Gareca sostiene hasta el día de hoy una gran amistad con Falcioni y Ruggeri. En su momento pudieron ser socios.

El flamante DT de La Roja reveló uno de sus proyectos más osados fuera de la cancha. Por desgracia, se quedó apenas en una idea.

El camino del futbolista suele ser vertiginoso, fugaz, la mayoría del tiempo ingrato. Digamos, no sólo son contados los que cumplen esa especie de sueño americano que es llegar a primera, sino que por si fuera poco, cualquier accidente —alguna patada en un sitio desafortunado, una mala caída, desgarros sin cuidar, qué decir de una rotura de ligamentos— es capaz de cortar una carrera que ya es lo suficientemente corta. De ahí que sean cada vez más los players que prematuramente buscan alternativas para seguir el día después del retiro, y no siempre ligadas al fútbol. Ricardo Gareca, por caso, al margen de su laburo como entrenador, apostó o intentó apostar por el mundo empresarial.

En una extensa charla con el diario pop, el “Tigre” revisitó la historia del emprendimiento que quiso levantar hace unos años junto a dos amigos, ambos reconocidos exfutbolistas argentinos:

Garufa iba a ser el nombre de un motel que estuvimos a punto de comprar con Oscar Ruggeri y Julio César Falcioni”, sorprendió.

Gareca y Falcioni cuando estuvieron en América de Cali. ¿El del medio? Carlos Ischia. Foto: El Gráfico.
Gareca y Falcioni cuando estuvieron en América de Cali. ¿El del medio? Carlos Ischia. Foto: El Gráfico.

Falcioni, extécnico de Universidad Católica fue compañero suyo en América de Cali, y Ruggeri, mismo caso pero en Boca Juniors, River Plate, Vélez Sarsfield y la selección argentina.

Sobre el título del recinto, de inmediato Gareca dilucidó que “era el apellido mío —de ahí el GA—, el de Ruggeri, el RU, y FA de Falcioni”, sin embargo, el proyecto no prosperó por el alto coste que suponía. “Lo más difícil era que todo lo que queríamos hacer, el arquitecto decía que valía lo mismo”, sostuvo el entrenador de La Roja.

“Entonces ahí dijimos bueno, acá hay algo que no anda bien, así que nos escapamos directamente”, completó.

Gareca y el "Cabezón" cultivaron una gran amistad. Fotos: El Gráfico.
Gareca y el "Cabezón" cultivaron una gran amistad. Fotos: El Gráfico.

Lo que se guardó Gareca es que el nombre que hubiera tenido su motel, que como dijo rescata las dos letras iniciales de cada socio, no fue escogido sólo por eso: Garufa, en lunfardo, jerga que predominó en el Río de La Plata entre fines del siglo XIX e inicios del XX, significa diversión. Es más, un tango que data de 1928, escrito por Roberto Fontaina y Víctor Soliño, se llama de ese modo.

Garufa, en lunfardo, es diversión. Nombre que llevaría el motel de Gareca.
Garufa, en lunfardo, es diversión. Nombre que llevaría el motel de Gareca.

Mira la entrevista completa a Ricardo Gareca a continuación:

Lee más en La Cuarta:

—Sigue la crisis en Colo Colo: capitanes no irán a conferencia de prensa del Superclásico

—Daniela Ramírez: “Era rarísimo que optara por actuación siendo mamá soltera y chica, pero era lo que tenía más ganas de hacer”

COMPARTIR NOTA