Scarleth Cárdenas se sacó la papada y quedó como nueva

Autor: Tito Marchant

Periodista ahora luce un rostro más afinado y está como pluma con ejercicios de cardio y dieta sin vicios.


Scarleth Cárdenas siempre fue linda, pero ahora irradia algo distinto. ¿Será el amor? ¿Habrá algún arreglín por ahí? Conversamos con la periodista acerca de su nueva figura, que de lejos se nota diferente, más menuda, de pies a cabeza.

La ex TVN cuenta que efectivamente está distinta y le gusta. Desde el 4 de septiembre decidió cambiar su estilo de vida. Empezó un programa nutricional y el 15 del mismo mes se hizo un retoque debajo de la perita, en la comúnmente conocida papada.

Un cambio full que partió con una visita a la nutrióloga, por una razón que explica con un ejemplo sencillo: “Dos personas pueden tener igual altura y peso. Pero la que tiene más grasa, debe usar ropa de talla más grande. A mí me pasaba que usaba talla normal, pero mi cuerpo era pesado”.

– ¿A qué se debía esa sensación?

– Decidí ponerme en manos de una nutrióloga de la clínica Terré para preguntar “¿qué estoy haciendo mal? ¿Ejercicios muy intensos?”. Y me convenció de comenzar con un programa nutricional que se llama “Equilibrio Vital”. ¿Qué buscaba? Cambiar el tipo de ejercicios y aprovechar de comer más sana y ordenadamente.

– ¿Cero parrilladas?

– Cambié tanto esfuerzo por más cardio: trote y caminata, y mantuve los abdominales. Incorporé más agua o limonada (2 litros por día), más verduras y carnes blancas en mi alimentación, y afortunadamente hace largo tiempo que no consumo azúcar. Así que comencé a comer cada 4 horas comidas sanas. Casi no bebo alcohol, ni fumo. Y al cabo de un mes de orden, tengo 5 kilos menos.

– ¿Y la papada como la eliminaste?

– Habiendo conseguido un cuerpo más liviano y usando la misma talla de siempre, mantenía un problema: por herencia familiar tenía una pequeña papada que le mostré al doctor Fernando Terré. Él me dijo “es poca, pero te desafío a que bajes 4 kilos, porque capaz que se vaya”. Como decía, bajé 5 y esa papada seguía.

– ¿Bisturí?

– En una intervención de 20 minutos, la papada se fue. Y dado que ese rasgo me hacía ver de carita muy redonda, ahora que ya no está ¡ufff, pareciera como que bajé muuucho de peso!, jajajá.

– ¿Qué te dicen en casa por los cambios?

– Que si bien la papada no era tan notoria, su ausencia me vino bien, jajajá. Y sobre la nueva alimentación, muy bien. Maribel (su esposa) tomó el mismo camino y también bajó 4 kilos. Usamos la misma talla, pero ella sí que es Miss Chile para mí.

Scarleth Cárdenas

«Palmera atómica»

– ¿Cómo va la vida de casada?

– Maravillosa. Somos 4 cocinando (con los dos hijos de Maribel), limpiando la casa, estudiando, paseando y siendo infinitamente felices. Nos queremos con el alma y nos apoyamos en todas.

– ¿Quién es más pretenciosa?

– Maribel es muchísimo más pretenciosa. Le gusta probarse ropa, maquillarse, etc. Mi principal y casi única preocupación es domar mi cabeza de “palmera atómica”. De no ser por la keratina, mantendría un estilo “Jackson Five” impresionante. Las fotos de mi infancia me delatan.

– ¿Todos tus arreglines en que playa se van a lucir?

– Queremos tomar el auto y recorrer. Un rato hacia el norte, otro rato hacia el sur. Los 4 nos reímos mucho. Juntos, siempre somos el mejor panorama.

– ¿Cómo es la rutina en tu casa?

– En la vida diaria, son ella y los niños los que me enseñan a ser mamá. Ella, por experiencia y preparación profesional. Maribel ha hecho un trabajo de lujo. Los niños son increíbles y todos mis amigos me dicen: “¿Te los puedo cambiar por los míos?” Jajajá, son unos caballeritos muy educados y respetuosos.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo