Ennio Morricone Claudio Borghi

Claudio Borghi: «El ídolo de Ennio Morricone era David Pizarro»

(FILES) In this file photo taken on October 14, 2006 Italian famous composer Ennio Morricone conducts an anthology of almost all of his greatest successes at the Auditorium Pio,during the first edition of Rome film festival. - Ennio Morricone, one of the world's best-known and most prolific film composers, has died in Rome, Italian media reported on July 6, 2020. (Photo by GIULIO NAPOLITANO / AFP)

A los 91 años partió el genio de las grandes bandas sonoras del cine y, en su estilo, se despidió con una carta. Claudio Borghi recuerda el encuentro de 2011, donde acabó “llorando como un niño”.


Cuando se habla de “El bueno, el malo y el feo”, Cinema Paradiso”, “Los Intocables” y otras tantas joyas del cine, es imposible no imaginarlas sin la banda sonora que las hizo inmortales. Y en todas estuvo detrás Ennio Morricone, quien ayer escribió la sinfonía de un luto mundial.

A primera hora, la prensa italiana dio cuenta de su muerte, a los 91, y el planeta recibió con esa misma nostalgia que entregó, a través de la pantalla grande, la noticia de su partida.

El compositor había sido internado en una clínica romana tras una caída que le significó una fractura en el fémur. Pero a su edad, otras complicaciones terminaron por pasarle la cuenta.

Fiel a su estilo, el maestro preparó una despedida de película y entregó una carta a familiares y amigos, quienes quedaron sorprendidos con la misiva. “Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto”, versa el escrito.

A lo largo del texto nombra a varias personas y avisa que “solo hay una razón que me impulsa a saludar a todos así y a celebrar un funeral en forma privada: no quiero molestar… Espero que entiendan cuánto los amaba”.

Con su puño y letra, además, brindó un mensaje a su mujer, que lo acompañó por 70 años. “A ella renuevo el amor extraordinario que nos ha mantenido juntos y que lamento abandonar. A ella mi más doloroso adiós”, fueron las palabras para María Travia, más que su esposa, su musa.

Fanático

El maestro de bandas sonoras de grandes películas visitó Chile en reiteradas oportunidades y todas sus presentaciones fueron un éxito.

Así lo ratifica Claudio Borghi. Sí, el “Bichi”, quien es fanático del asado, la pelota y el cine. “Lo empecé a seguir desde el año 88 a raíz de la película ‘Cinema Paradiso’. Él vino al Parque Araucano e hizo un recital gratuito. Y cuando fuimos a buscar entradas, estaban agotadas”, recordó.

Tiempo después, eso sí, tuvo su revancha, e incluso echó la talla con su referente. “Cuando supimos que venía a Chile compramos las entradas un año antes y después me agendaron un amistoso para ese día. Mi hija habló con Alfredo Alonso (productor) para ver si podía dejarme entrar a uno de sus ensayos, y fue espectacular”, sopló el “Bichi”.

-¿Qué pelaron? Pude conversar directamente con él, como hablo italiano. Me dijo que conocía a David Pizarro, porque jugaba en Italia. Era su ídolo. Lloré como un cabro de cinco años al estar junto a Ennio.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo