Fher, la voz de Maná, contó a qué se dedicaba antes de triunfar en la música

Fher, la voz de Maná, contó a qué se dedicaba antes de triunfar en la música.
Fher, la voz de Maná, contó a qué se dedicaba antes de triunfar en la música.

En 2016, durante una visita que hizo al Anfiteatro Red Rocks de Colorado, el artista contó que en esa zona había trabajado lavando platos. "Era una forma de ganarme la vida”, dijo.

Maná se presentará este martes 27 de febrero en el Festival de Viña del Mar 2024, misma jornada en que estará el comediante chileno Luis Slimming y la banda australiana Men At Work.

Antes de saltar a la fama, los inicios de la banda mexicana no fueron sencillos, particularmente en la vida de “Fher” Olvera, el histórico vocalista de Maná. Así lo sugirió el artista en una miniserie que la agrupación estrenó en 2016 en la plataforma Youtube.

En el episodio que iba centrado en él, el cantante mexicano de 64 años confesó en qué trabajaba un par de años antes de tener éxito en la música.

Maná.
Maná.

A qué se dedicaba el vocalista de Maná

Según se aprecia en el capítulo de la miniserie, Fher aparece sentado en el Anfiteatro de Red Rocks de Colorado, Estados Unidos.

Ahí fue cuando comenzó a relatar frente a la cámara que deseaba compartir “una anécdota muy bonita” que había experimentado: en esa zona había trabajado lavando platos.

“Cuando yo vivía aquí en Denver, Colorado, lavaba platos para tener un poquito de varo para sobrevivir”, explicó.

Luego, complementó que en ese entonces se había ido a Estados Unidos por seis meses y solo llevó 200 dólares. “Era un trabajo bien pesado, lavaba platos desde las 7 de la mañana hasta las 4 o 5 de la tarde”, dijo.

“Yo pienso que eran miles de platos. Ollas grandes que se lavaban con un chorro de agua muy potente. También hacía ensaladas. Era una forma de ganarme la vida”, recordó con claridad.

En palabras del compositor, en ese tiempo ya tenía la banda Sombrero Verde. Un día que tenía libre de su trabajo decidió conocer el Anfiteatro Red Rocks, y quedó tan encantado, que se prometió a sí mismo que a futuro podría dar una presentación en ese lugar.

“Cuando llegué de turista dije ‘algún día voy a tener que tocar aquí' (..) Pasaron 20 años de aquella visita turística y vinimos a tocar aquí, una noche Maná y luego dos con Carlos Santana”, cerró.

COMPARTIR NOTA