Kathy Salosny se radicará en su casa en la playa

La actriz y comunicadora está decidida a vivir en Tunquén, cerca de su restorán, desde donde desea viajar a realizar el programa que prepara para Telecanal.


Tres meses han pasado ya desde que Katherine Salosny dejó su programa “No culpes a la Noche” de TVN (la última emisión donde estuvo fue la del 22 de septiembre) y así también la televisión abierta. Tiempo que para la actriz y animadora ha sido para trabajar en sus proyectos dentro y fuera de la TV.

“Tengo otros proyectos, pero uno se queda sin un sueldo que no es menor, igual era necesario salir de un espacio en el que ya no me sentía tan cómoda”, reflexiona a La Cuarta.

¿Extrañas el late?

Tuvimos hitos atractivos, me gusta mucho la conversación, pero había que ser coherente con el momento en el que estoy. Como mujer, a mis 55 años, hay renuncias que una debe hacer.

¿Así de tajante?

Luego de 37 años en TV estar fuera de pantalla es triste por un lado, pero tampoco es indispensable estar. Siempre me he reinventado.

¿Cómo?

Ensayando “Greta”, la obra que estrenamos el 2018 y donde nos fue súper bien. Volver al teatro luego de siete años es bonito, la repondremos en el Festival de Quilicura.

¿No hay temor de estar sin pantalla?

A la industria le cuesta cuando las mujeres cumplen años, el tema de la imagen es duro. Tanto hombre junto en los paneles y poco rostro femenino, eso me molesta.

¿Es difícil envejecer en televisión?

A mí la tele me ha dado mucho, pero siempre hay un momento donde te dicen “hay que refrescar la pantalla”, es tácito, uno tiene una fecha de término inconscientemente. Quisiera envejecer o engordar como los hombres o que se te caiga el pelo o tener las canas.

¿Molesta?

Sí, pero igual he dado la pelea, he estado hasta los 55 años en la tele.

¡Mujer fuerte!

Tengo un gran referente en mi mamá. Con 78 años me dijo “quiero ir a vivir a la playa” y lo hizo. Se desprendió de todo, se dejó las canas, se sacó los sostenes, vendió todas sus cosas, tiene una vida austera allá, ahora tiene 81 años. Me encargo de ella y mi hermana mayor, no me correspondería, pero puedo. Me da impotencia que gane $110 mil de pensión cuando trabajó toda su vida.

¿Quieres ser como ella?

Es mi sueño también. Ir a vivir a la playa, eso de acá a fin de año y si tengo pega acá, poder viajar.

¿Lo dices por el proyecto de Telecanal donde se te vincula?

Sí, ojalá las oportunidades se den, trabajamos en un proyecto, prefiero no dar mucho detalle ni confirmarlo. Ya se ha filtrado, siempre me pregunto quién filtra estas cosas.

Algún adelanto.

Es un proyecto austero, minimalista y tiene que ver con lo que tengo ganas de hacer. Con el nuevo Chile, con los entes sociales. Es una conversación simple, la rueda ya se inventó, da lo mismo el rating, no hay censura.

La casa Tunquén de Salosny

Otro proyecto que mantiene ocupada a Kathy es su sociedad frente al mar, un restorán próximo a cumplir un año: Casa Tunquén. “Nuestro restorán con Gonzalo Donoso y Gonazalo Álvarez está entre Algarrobo y Quintay. Tenemos un grupo de jóvenes de la zona. Mi chef tiene 24 años, otro 26, ambos cocinan de las mil maravillas”, cuenta Salosny, quien espera obtener ganancias el segundo año con una atractiva carta.

“El concepto es grill de mar pero también tenemos hornos de barro, pescados y machas a la parmesana y una plateada que se macera por 24 horas. Hasta platos veganos, todo llega de la huerta, tenemos una huerta orgánica gigante, es muy bonito”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo