Paty Maldonado se enojó: soltó la aplanadora contra actores y Kathy Salosny

Autor: La Cuarta

Opinóloga lleva días vengándose de quienes la han criticado en su espacio radial con Raquel Argandoña.


Se demoró meses en responder, pero lo hizo y con toda la furia que acumuló. Esta semana Patricia Maldonado en el programa “Sin límite” de radio Agricultura, y que comparte con Raquel Argandoña, habló pestes, primero, de los actores de Mega que no la quieren ver ni en pintura por su simpatía con la dictadura militar, y al día siguiente le pasó la aplanadora a Kathy Salosny, con quien trabajó y fue íntima en “Mucho Gusto”.

“En vez de andar cacareando y hablando literalmente, perdónenme la expresión, huevadas, trabajen de verdad. Usen las redes sociales en beneficio del pueblo. Para hacer obras sociales y no desprestigiar a la gente”, expresó sobre el gremio actoral, además de tratarlo de inconsecuente.

Tras ese desahogo, Paty volvió a abrir su boca, pero en contra de Kathy por un comentario que hizo en agosto, en su programa “No culpes a la noche” (TVN).

En la oportunidad, la ex “Extra Jóvenes” indicó: “Si esto pasa en Alemania te llevan preso, así de simple”, en relación al apoyo que Maldonado le dio al diputado diputado UDI Ignacio Urrutia, tras calificar a las víctimas de la dictadura como “terroristas con aguinaldo”.

La cantante no le perdonó la comparación a Salosny y ayer cobró venganza sacándole varios trapitos al sol.

“Estuvo en su casa (Urrutia) y comiendo en mi mesa. Cuando se cayó en la casa, tropezó con una botella… botella se llama el perro (ironizó). Estuvo re mal, la llamé todos los días. Tuve grandes conversaciones con ella en restaurantes, me contó parte de su vida, de su pasado. Fui testigo del amor que ella tuvo con el joven de la UDI, Opus Dei y fueron varias veces a comer a mi casa y yo los atendí muy bien”, partió desclasificando la cantante.

Su revancha no escatimó en situaciones y tampoco en involucrar a terceros. “Esa declaración no sé si la hizo sobria o con una copita de más (…) Ella se rodea de actores fracasados y otros alcohólicos. La Patricia Rivadeneira pisa un corcho y se cura, la bajaron de un avión, no pudo entrar a Estados Unidos ni ella ni Ominami, porque iban fumando en el avión y estaba prohibido”.

Seguido, atribuyó la desconocida que le hizo a sus nuevas amistades, porque “ella es una mujer muy sola”.

Salosny quedó de una pieza con los ataques y expresó que Patricia “estaba mal informada”, que efectivamente fueron muy cercanas en los tiempos del matinal e indicó no le pareció la talla que hizo sobre su caída: “Eso habla de la idiosincrasia del chileno, de patearte en el suelo, no es necesario”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo