“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre

“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre
“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre

La influencer Ignacia Antonia contó cómo es la tierna relación que tiene con su mamá, Beatriz Riquelme. “Sin ella, yo creo que no estaría haciendo esto”, reveló.

A Ignacia Antonia le costó no emocionarse mientras hablaba sobre su madre, Beatriz Riquelme. Con la voz temblorosa de rato en rato, recapituló cómo la relación con su mamá fue evolucionando con el tiempo: desde antes de comenzar en las redes sociales, la apoyó en todas su decisiones.

“En cualquier etapa de mi vida, mi mamá es mi mejor amiga, es todo. No sabría qué hacer sin ella”, dice con emoción, mientras recuerda lo duro que fue separarse de ella, cuando se le presentó la oportunidad de trabajar en México.

A sus 22 años, la influencer tuvo que independizarse de golpe, pero el camino fue más tranquilo con el apoyo de la mujer a la que considera su “compañera para todo”. Por eso, cada vez que viene a Chile de visita, intenta aprovechar cada minuto con ella. “Es devolverle un poco lo que las mamás hacen por nosotras”, asegura la joven a La Cuarta.

Hace pocos días, Ignacia fue con su mamá al evento del Día de la Madre con Pandora, donde le regaló una serie de joyas de la colección Rosas, como un brazalet, collar, anillo, entre otros.

“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre
“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre

¿Cómo tomó tu mamá la decisión de comenzar a hacer contenido en redes sociales desde tan pequeña?

Al principio pensó que estaba loca. Los videos empezaron siendo como un juego siento yo, entonces cuando le dije que me estaban pidiendo fotos en la calle, ¡le pareció muy raro! No entendía nada.

Todo el mundo sabe que mi papá (Mauricio Hernández) es mi manager, pero lo que muchos no saben es que al principio él no estaba de acuerdo con mis videos. Entonces, un día me invitaron a un parque, a una junta donde llegaban las personas a sacarse fotos y yo quería ir, para entender qué es lo que estaba haciendo. Mi papá no quiso, porque pensó que iba a dejar de lado el colegio.

Pero mi mamá me dijo ‘no, ya, vamos. Yo te acompaño’. Fue conmigo y las dos quedamos en shock. Me saqué muchas fotos, me dieron regalos… Llegamos a casa y mi mamá le dijo a mi papá: ‘Cuando nos casamos, quedamos en que íbamos a ser diferentes si teníamos hijos. Que íbamos a hacer lo que nunca hicieron con nosotros y eso conlleva a apoyarlos. Si tu hija quiere hacer esto, hay que apoyarla. Si le va bien, celebramos todos. Pero tienes que acompañarla en todo’.

Entonces sin mi mamá, yo creo que no estaría haciendo esto.

¿Cómo fue la separación, cuando decidiste ir a México?

Fue superdifícil igual, porque en mi casa somos muy unidos. Un día llegó mi papá a la casa y dijo ‘a la Ignacia le están ofreciendo irse a vivir a México’ y nos largamos a llorar todos. Ahí los tres entendimos que me iba a ir.

Ya en México, perdí a mi compañera. Ya no tenía a mi mejor amiga a mi lado y yo sé que mi mamá también la pasó muy mal. Mi papá me llamaba y me decía que mi mamá estaba supertriste, no estaba comiendo. Fue un proceso raro, muy diferente.

Por eso también intento estar más aquí. Irme a vivir lejos fue una etapa que tenía que vivir. Todo el mundo dice ‘ándate de tu casa, ándate de tu país para ser exitoso’, pero yo ya no siento que tenga que ser así. Y hoy ya no sé si pondría el éxito por sobre mi familia.

Ahora que puedo decirlo, yo prefiero estar aquí (en Chile), prefiero estar con mi mamá, aunque ella esté en su pieza viendo tele y yo en la mía, pero sé que está ahí.

En México, puede ser que tenga mi casa, pero aquí tengo mi hogar, tengo mi familia, tengo mis amigos, tengo la gente que siempre me va a querer, entonces no sé, estoy pensándolo, pero sí puede ser que regrese pronto a Chile.

“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre
“Mi sueño es ser mamá y la mía dejó la vara muy alta”: el tierno mensaje de Ignacia Antonia en el Día de la Madre

¿En qué crees que te pareces a tu mamá?

¡En las pecas! De hecho, mi mamá siempre me decía que lo único que quería que yo no sacara de ella eran las pecas. También la estatura, pero más que todo la personalidad. Soy igual a mi mamá, no una copia exacta, pero compartimos muchos rasgos.

Por ejemplo, me cuesta mucho que me vean triste, no me gusta que me vean sentimental y eso lo heredé 100% de mi mamá. Aparte, soy muy objetiva igual que ella, buscamos soluciones siempre de forma objetiva: así son las cosas, así hay que verlas y así hay que arreglarlas. En cambio, mi papá y mi hermano son más sentimentales.

Además, las dos estamos muy felices siempre, pero si nos enojamos, nos enojamos en serio.

¿Qué mensaje quieres que tu mamá tenga presente todos los días?

Que es mi ejemplo a seguir. De hecho, siempre digo que mi sueño es ser mamá. Me encantaría ser mamá, pero me da mucho miedo porque llegar a la altura de ella es muy difícil. Me dejó la vara muy alta.

Yo de verdad siento que mi mamá lo ha hecho tan bien, siempre siento la confianza de contarle todo sin pensar que me va a retar. Siempre me ayuda. Claro que he hecho algunas cosas mal, pero siempre me dio la confianza de poder contarle cosas y ella me recibía siempre con un consejo.

Espero algún día llegar a ser la mitad de buena mamá que ha sido ella. Me inspira. Le agradezco porque ni un día de mi vida me ha faltado. Sé que quizás este tipo de relación no es tan común y por eso se lo agradezco, le agradezco por nunca fallarme y por haberme criado como lo ha hecho.

Creo que mi éxito se debe a su crianza.

COMPARTIR NOTA