Cardenal francés protegió a cura pedófilo y recibió insólito castigo

Autor: Agencias

Philippe Barbarin, máxima autoridad católica de Francia, no denunció al sacerdote Bernard Preynat. Otro implicado no compareció porque El Vaticano invocó su inmunidad diplomática.


El cardenal Philippe Barbarin, la máxima autoridad católica en Francia, fue declarado culpable hoy por no reportar a la justicia las acusaciones de presuntos abusos sexuales a menores por parte de un sacerdote pedófilo. Las ví­ctimas consideran que la sorpresiva decisión es una victoria para la protección de los niños y una fuerte señal hacia la Iglesia.

El tribunal de Lyon sentenció a Barbarin a una pena de seis meses de prisión suspendida por no denunciar los hechos en el período comprendido entre julio de 2014 y junio de 2015. Además, deberá indemnizar a la víctima con 8 euros.

Las ví­ctimas del sacerdote Bernard Preynat dijeron que Barbarin y otras autoridades eclesiásticas encubrieron al cura durante años, pero algunas de las acusaciones habí­an prescrito e incluso las ví­ctimas esperaban que el cardenal fuese absuelto. La fiscalí­a también se mostró contraria a una condena, alegando que no habí­a motivos para demostrar una infracción legal.

Otros cinco acusados fueron absueltos.

Barbarin no estuvo presente en el tribunal el jueves, pero su abogado, Jean-Felix Luciani, dijo que apelará el fallo.

“Esta es una decisión que no es justa a nivel jurí­dico”, apuntó Luciani, quien espera “que en el proximo nivel se haga justicia”.

El Vaticano no respondió de inmediato a una petición de comentarios.

Preynat confesó haber abusado de miembros de los Boy Scouts en las décadas de 1970 y 1980 y será juzgado por separado.

Nueve personas que dijeron haber sufrido abusos por parte del religioso llevaron el caso contra Barbarin a los tribunales.

“Esta es una victoria que enví­a una fuerte señal a muchas ví­ctimas y también a la Iglesia”, manifestó Francois Devaux, presidente de la asociación “La Parole Liberee”, que agrupa a ví­ctimas de Preynat.

“Vemos que nadie está por encima de la ley. Hemos sido escuchados por el tribunal. Este es el final de un largo camino”, agregó.

Un abogado que representa a algunas de las supuestas ví­ctimas de Preynat, Yves Sauvayre, calificó el veredicto de “histórico”.

“El cardenal está condenado porque no hizo lo que tení­a hacer”, afirmó.

Según las ví­ctimas, altos cargos eclesiásticos estaban al tanto de las acciones del sacerdote desde 1991, pero le permitieron estar en contacto con menores hasta su retirada en 2015.

Además de Barbarin, en el banquillo se sentaron un arzobispo, un obispo, un cura y otros dos funcionarios. Otro alto cargo de la Iglesia, el cardenal Luis Ladaria, estaba acusado pero no compareció porque el Vaticano invocó su inmunidad diplomática.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo