Tiramigos: ¿Es posible combinar el sexo con la amistad?

Foto referencial Getty Images
Foto referencial Getty Images

La clave para que funcione perfecto este tipo de relaciones es que ambas partes estén de acuerdo con ciertas reglas.

Las relaciones amistosas entre hombres y mujeres siempre se han cuestionado, más aún si existe sexo de por medio. Sin embargo, el tabú que rodea estas relaciones está siendo desafiado por personas que buscan explorar la sexualidad fuera de los límites tradicionales.

En un mundo donde la conexión emocional y la intimidad física pueden no estar exclusivamente ligadas al romance, cada vez más individuos están optando por mantener relaciones sexuales con amigos, desafiando las convenciones sociales y explorando nuevas formas de intimidad distintas a las parejas románticas.

Amistad y sexo

Según una encuesta realizada por Mundo Psicólogos reveló que para el 51% de los investigados, es imposible mantener una amistad a medio plazo luego de comenzar a establecer un vínculo sexual.

Sin embargo, el 49% restante sigue una serie de reglas claras para no confundir los sentimientos.

Según la plataforma de expertos, un tiramigo podría ser una figura muy importante en la vida de los involucrados, ya que “promociona el valor de las relaciones ocasionales y ligeras como una forma agradable de pasar el rato, sin compromisos, con el único propósito de no pensar y de divertirse. Práctica que en sí misma no es dañina, si ambas partes están dispuestas y no buscan nada más que diversión saludable”.

De todas maneras, aclaran que lo importante es que “ambas partes han de tener las cosas muy claras y un apego seguro”.

Relaciones sexuales entre amigos fortalecen la amistad

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Boise, en Estados Unidos, se dedicó a comprobar si el sexo entre amigos fortalece lazos amistosos.

La investigación afirma que “el sexo con amistades no asume los roles sociales preestablecidos que influyen en generar ciertas expectativas y reglas”, según consigna La República.

Otros participantes dijeron que tener un amigo resulta un alivio a nivel emocional debido a que lo perciben más “higiénico” y “seguro” que tener relaciones sexuales con desconocidos.

En esta misma línea, algunos especialistas mencionan que cuando se mantienen relaciones sexuales con amigos existe un grado de confianza que fomenta que se toquen temas incómodos o poco comunes que fortalecen la relación.

Pese a que existe la creencia popular de que tener sexo con amigos o con una persona cercana, podría arruinar la amistad y el lazo entre ambos, el estudio asegura que la relación no se romperá, sino que se mejorará y fortalecerá.

COMPARTIR NOTA