Cumplió su sueño: Joven con enfermedad terminal se casó 34 horas antes de morir

Ryan y Rosie - Foto NY Post
Ryan y Rosie - Foto NY Post

Una mujer británica se casó con su prometido en el hospital tras enterarse de que estaba gravemente enfermo.

El pasado 25 de junio del 2023, un joven británico falleció producto de una enfermedad terminal. Tan solo 34 horas antes había cumplido el sueño de su vida.

La pareja se conoció en el 2016 y tras años de relación, Rosie Dack quiso cumplir el último deseo de Ryan, luego de que los médicos le dijeran que solo le quedaba una semana de vida.

“Cuando el personal del hospital supo que casarse era el último deseo de Ryan, hicieron absolutamente todo lo que pudieron”, aseguró la joven al NY Post y en tan solo dos horas logró tener listos todos los preparativos para la boda.

Ryan y Rosie el día de la ceremonia - Foto NY Post
Ryan y Rosie el día de la ceremonia - Foto NY Post

Joven de 25 cumplió su último deseo

Rosie y Ryan se conocieron en el 2016 en el power soccer cuando jugaban para equipos distintos. La joven admitió al medio antes citado que “friendzoneó” al chico en primera instancia, ya que solo lo veía como un amigo.

No obstante, el joven no se dio por vencido y constantemente intentaba tener citas con Rosie. “Siempre estaba coqueteando y queriendo conocerme, me enviaba muchas flores”, aseguró la mujer.

El 31 de diciembre del 2019, Rosie y Ryan tomaron la decisión de hacer un pacto para estar juntos si al año siguiente seguían solteros, pero la pandemia los alejó y tuvieron que mantenerse separados

Durante este tiempo, hablaban por videollamadas y luego de recibir una dosis de la vacuna contra el Covid-19, concretaron una cita. “Cuando lo hice, me di cuenta de que estaba enamorada de él”, aseguró Rosie.

La cita fue todo un éxito y luego de un año, en octubre del 2022, él le propuso matrimonio. Mediante un altavoz empezó a sonar una canción que les encantaba. Ryan cogió la mano de Rosie y le pidió que se casara con él.

Rosie Dack - Foto NY Post
Rosie Dack - Foto NY Post

Ryan fue diagnosticado con neumonía

Tan solo seis meses después de comprometerse, mientras Rosie se encontraba jugando un partido de fútbol, Ryan le envió un mensaje diciéndole que le dolía la garganta y que, en general, “no se sentía bien”.

En primera instancia, los doctores solo le recetaron antibióticos, sin embargo, al volver al hospital producto de lo mal que se sentía, Ryan fue diagnosticado con neumonía. Los especialistas le indicaron que era demasiado pronto para saber si iba a mejorar.

Luego de tres días, la situación cambió por completo. “Me pidió que viniera y me sentara en la cama”, señala Rosie. “Me miró a los ojos y me dijo: ‘han hecho todo lo que han podido. Parece que voy a morir’”.

En ese momento, Ryan indicó que su último deseo era casarse con su prometida, por lo que Rosie comenzó a hacer llamadas y en tan solo dos horas tenía todo listo para que la mañana siguiente se pudiera celebrar la ceremonia en el hospital.

Luego de la boda, Rosie y Ryan pudieron tener cinco minutos de privacidad donde ella le preguntó cómo se sentía. “No me encuentro bien, no creo que esto vaya a acabar bien”, respondió el joven.

Ryan murió a las 18:30 del día siguiente, el día en que Rosie cumplía 25 años.

“En nuestro primer mes de aniversario, fui a Norwich y volé una cometa. Era su ciudad favorita en el mundo y 10 días antes de morir, dijo que le encantaría llevar a nuestro hijo o hija allí a volar cometas”, aseguró, y concluyó con “lo hice por él”.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA