Estudio de Harvard explica por qué no te debes bañar todos los días

Foto referencial: Maridav / Getty Images / iStockphoto.
Foto referencial: Maridav / Getty Images / iStockphoto.

Hay personas que incluso se duchan dos veces al día, sin saber que esto puede ser perjudicial.

Tomar una ducha es algo que muchas personas realizan día a día, sin embargo esto puede cambiar dependiendo de la cultura de cada país. En algunos lugares las personas se bañan de vez en cuando, mientras que en Chile es común hacerlo todos los días.

Si bien el aseo personal es un tema muy importante, la periodicidad de una ducha no es algo que esté definido.

Contrario a la creencia popular, un estudio realizado por la Universidad de Harvard en Estados Unidos, explicó que existen algunas consecuencias negativas de tomar un baño diario.

¿Por qué no hay que bañarse todos los días?

El estudio realizado por la prestigiosa universidad resalta que no hay razones de salud que justifiquen el baño diario. De hecho, bañarse todos los días puede tener consecuencias negativas para la piel y el microbioma corporal.

En concreto, los investigadores señalaron que un baño diario puede provocar, eventualmente, irritación y picazón, infecciones en la piel (sumado a piel áspera y seca), reacciones alérgicas y también la capacidad de incrementar bacterias en el cuerpo y el cabello.

Los expertos que participaron del estudio recomendaron bañarse cuatro días a la semana y en cortos periodos de tiempo, lapso en el que debe asegurarse de lavar y frotar las áreas de las axilas y la ingle, para cuidar la piel y el cabello.

Por otro lado, señalaron que se podría romper esta regla si la persona está muy sudada y sucia, sobre todo si realiza mucha actividad física, se expone a altas temperaturas o ambientes con mucho polvo.

En cualquier caso, las duchas deben ser cortas, no más de 3 minutos, y enfocarse en las áreas propensas a olores.

Ducha. Foto referencial: CNN.
Ducha. Foto referencial: CNN.

Efectos nocivos de bañarse a diario

Desequilibrio de las bacterias beneficiosas en la piel: Ducharse todos los días, puede provocar la eliminación de bacterias beneficiosas de la piel.

Eliminación de aceites naturales: El agua y el jabón pueden eliminar los aceites naturales que mantienen la piel suave e hidratada.

Piel seca e irritada: El lavado frecuente con agua caliente puede causar piel seca, irritada y con picazón.

Disminución de la función de barrera de la piel: bañarse a diario afecta la función protectora de la piel, aumentando el riesgo de infecciones y reacciones alérgicas.

Desarrollo de bacterias resistentes: El uso de jabones antibacterianos puede provocar el desarrollo de cepas bacterianas resistentes.

Reducción del sistema de defensa natural: tomar un baño todos los días puede privar al sistema inmunológico de la oportunidad de fortalecerse y adaptarse al ambiente bacteriano natural de la piel.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA