Por qué la carne de kobe es tan exclusiva

Por qué la carne de kobe es tan exclusiva.
Por qué la carne de kobe es tan exclusiva.

El prestigioso producto proviene de la raza de vacuno Tajima-gyu, que únicamente es criada en la prefectura japonesa de Hyōgo.

Entre todas las variedades de carnes que existen en el mundo, la de kobe suele ser considerada como una de las más deliciosas y exclusivas.

Su sabor y textura de podrían cautivar el paladar de cualquiera. Sin embargo, no todos pueden acceder a ella debido a que su precio puede ser un poco elevado en comparación a otras.

Las razones por las que la carne de kobe es exclusiva

La carne de kobe proviene de una raza de ganado vacuno llamada Tajima-gyu, que es criada únicamente en la prefectura de Hyōgo, en Japón.

Aquel bovino se caracteriza por ser completamente negro y está dentro de las cuatro razas principales de Wagyu, que quiere decir “res japonés”.

Uno de los motivos que hacen que la carne de kobe sea tan exclusiva dentro de la gastronomía se debe a un meticuloso proceso de crianza. Primero, las granjas de Hyōgo que se encargan de estos ejemplares los mantienen completamente aislados, sin ningún tipo de contacto con otros animales.

Carne de kobe.
Carne de kobe.

También está el factor de la alimentación. Los vacunos reciben una dieta muy cuidada que incluye alimentos como trigo, arroz y agua pura, lo que luego impacta directamente en la calidad y sabor del producto final.

Después de que el animal alcanza el peso suficiente, es trasladado a una planta de sacrificio y cuando se le extrae la carne, únicamente es calificado como kobe si cumple con las condiciones necesarias.

Otro punto que influye en su prestigio y precio tan elevado es que la producción es muy controlada, dado que solo se sacrifican 3.000 ejemplares al año para destinarlo a esta carne.

Leticia Garnica, nutricionista y miembro del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad de Madrid (CODINMA), recalca también que este producto japonés posee un gran valor nutricional.

“La carne de Kobe es rica en ácidos oleicos, omega 3 y omega 6 y contiene la mitad de grasa saturada que tienen otras carnes y destaca por su alto perfil lipídico cardiosaludable”, contó la nutricionista al sitio LaSexta.

COMPARTIR NOTA