Amazona del amor duda entre pierno legal y su patas negras

Amazona, chata de su pareja de toda la vida, comenzó a mirar pa'l lado y le quedó gustando. Ahora, pide consejos al Doc para que la guíe en esta nueva aventura.


Doctor Cariño:

Me sentía sola a pesar de la compañía de mi pareja y mi adorada familia. Soy joven y aún guapa, pero mi hombre, de la noche a la mañana, empezó a ponerse flojito con las tareas y, de pronto, derechamente no las hizo más.

Me miro al espejo y veo que estoy deseable y así me lo hacen saber mis admiradores. En fin, estaba en sequía hasta que de pronto me reencontré con un colega, empezó en Facebook, después en Whatsapp y terminamos en camita.

Me hace feliz, me llena y cumple mis sueños como nunca antes. ¿La consulta? Mi pareja volvió a jotearme y yo me corro, porque él nunca me hizo vibrar. La situación es insostenible y estoy que lo mando a freír monos. Consejo, porfi.

Amazona

Mi princesa:

No la voy a criticar ni nada. Pero cuando le cortaron los servicios básicos usted debió haber encarado al tiro a su pierno legal. No lo hizo y nunca supo por qué cesó en la prestación: puede haber sido por una disfunción eréctil o, derechamente, porque estaba zapateando en otra fonda. En fin, el problema es qué hacer ahora.

Lo sano es enfrentar al caballero joteador y decirle que ahora se quedará sin merecumbé porque no la retribuyó en su tiempo. Lo más probable es que él sepa que usted pidió ayuda en otro lado y, si puede, le plantea abrirse o seguir en convivencia, pero sin lucha libre en el ring del hogar.

Si acepta, igual debe pensar en terminar la relación conyugal en un tiempo más, pero sin daños colaterales. Suerte, Amazona.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo