Se aburrió de que el marido la cambiara por el joystick

Mi marido se hizo un adicto al Play Station y me dejó botada en las noches desde hace un mes. Tengo 32 años, él me ignora y por más que me pongo bonita y perfumada...


Doctor Cariño:

Mi marido se hizo un adicto al Play Station y me dejó botada en las noches desde hace un mes. Tengo 32 años, él me ignora y por más que me pongo bonita y perfumada, él prefiere agarrar su fonos con micrófonos y jugar Fifa con sus amigos.

Ya empecé a ver películas para adultos y acariciarme sola. Ya no aguanto esta situación y he hablado con él este tema, pero me responde con un “goooolll’’, porque no suelta el joystick. Una amiga me dijo que lo dejara y otra me recomendó que le pusiera los cuernos con un ex que me anda cortejando.

Y aquí estoy sola y desesperada.

Juliana

Mijita:

Mire. Acá la situación se puede mejorar con una drástica conversación. Usted tiene que pescar la tele y apagarla. Y ahí le larga todo. Trátelo de malo para el catre, dígale que sus amigas gritan de placer, porque sus maridos las revientan a punta de amor, y recálquele que más encima hay un hombre que está verde por disfrutarla.

Si el hombre del videojuego no hace nada y espera encender la TV de nuevo, usted agarra sus cositas y se manda a cambiar. Sin embargo, por ahora no meta la cabeza al guáter con otro gallo, pues creo que su esposo le falta sólo un raspacacho para que aterrice de una vez por todas.

Usted se merece que la quieran y la cuiden.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo