Corte anuló multa a TVN: descartó violencia de género en escena de «Súper Campeones»

"La agresión no se produjo por la naturaleza femenina del personaje sino porque reveló un secreto o asunto privado relevante del otro personaje", concluyó la sala.


La Corte de Apelaciones de Santiago acogió recurso de reclamación y anuló la multa aplicada a TVN por exhibir una supuesta escena de violencia de género en la popular serie animada «Súper campeones», que se emitió el 6 de julio de 2019.

Dicha escena generó gran polémica, sobre todo en alguno de los grupos feministas, que pidieron la cancelación de la serie.

En fallo unánime, la Quinta Sala del tribunal alzada dejó sin efecto la sanción del Consejo Nacional de Televisión, después de comprobar que la escena cuestionada no reviste violencia de género, esto según lo estipula la ley.

En la resolución se argumentó «que lo cierto es que el programa exhibido no es un programa violento, pues según se ha detallado en la resolución del Consejo Nacional de Televisión, se trata de una historia de dibujos animados que representa a niños dedicados al fútbol, de su evolución y de las competencias que enfrentan, consignándose que uno de sus protagonistas sufre una enfermedad al corazón, que mantiene en secreto”.

Según la sala, la agresión no se dio porque la agredida fuese simplemente una mujer, sino porque reveló un secreto importante del otro personaje.

Mundialmente exhibida

El Tribunal concluyó «que al evaluar el contenido reprochado, tampoco puede perderse de vista que se trata de una serie de dibujos animados que según se ha dicho por TVN sin que sea controvertido por el Consejo Nacional de Televisión es exhibida mundialmente para niños, que además data de los años ochenta sin que nunca existiera un cuestionamiento a su contenido».

«Por muchos años se han exhibido programas de dibujos animados que muestran agresiones directas entre sus personajes, por lo que no parece razonable que en este caso cuando ni siquiera se muestra directamente la agresión, pueda tildarse ello como un atentado al correcto funcionamiento de la concesionaria», se explicó en el fallo.

Seguir leyendo