«Le pone una puñalá con el cuchillo de cocina»: revelan crudas declaraciones del caso de secuestro en Collipulli

Autor: LaCuarta.com

Imputados contaron detalles de cómo habrían torturado y agredido a las víctimas. Uno de ellos murió tras ser "ahogado con vino".


El pasado lunes, el Juzgado de Garantía de Collipulli dejó en prisión preventiva a las 12 personas imputadas por los delitos de secuestro, secuestro agravado, secuestro con homicidio, porte ilegal de armas de fuego y microtráfico. Se trata de los ilícitos que habrían sido perpetrados entre el 2 y el 18 de junio-

El hecho se relaciona al secuestro de dos personas en un sitio oculto de la mencionada localidad, investigación que es llevada adelante por la Fiscalía de La Araucanía y la Policía de Investigaciones (PDI).

Uno de los secuestrados logró huir y denunció el hecho -junto a torturas- ante Carabineros. La segunda víctima falleció producto de las agresiones sufridas por sus captores.

Hablaron captores

En medio de las dudas acerca del móvil y desarrollo de los hechos, La Tercera PM reveló las declaraciones de dos imputados.

De acuerdo al relato, el 2 de junio se enteraron de que a la familia de María Ancalaf le habían robado dos armas y algunas plantas de marihuana.

«Cuando íbamos llegando venía llegando también la señora María (Ancalaf) con la Julieta (Pérez) y Richi y dijeron que venían de donde ‘Cacharra’ (46 años) y que él les había dicho que fue ‘el Jani’ (víctima de 28 años) el que les robó la marihuana y las armas», explicó uno de los sujetos ante los persecutores.

Fue a raíz de esta situación que se decidió llamar al mecánico, «El Jani», para hacerle creer que uno de los vehículos que tenían estaba malo. La trampa tenía por objeto que devolviera las armas y la droga.

Uno de los testigos contó detalles del momento en que la víctima llegó al punto de encuentro. «Veo que se baja el cabro y en ese momento el Cristofer le pega un cachazo en la cabeza, el Mansilla le pega un palo que pasó rozando e incluso pegó en el auto, y ahí la cabra (Julieta) le tiró el hachazo en la cabeza, pero como con el filo de lado, ya que si se lo hubiese pegado de frente lo mataba», detalló.

Posteriormente, el grupo lo llevó a un galpón y se inició un violento interrogatorio. «Lo agarraron y la Julieta dice que lo lleven a una bodega; en eso sale la María de su casa y les dijo ‘llévenlo pa’ la bodega de atrás’. Ahí llegó el Richy y lo amarraron con unos lazos junto con el Cristofer, y lo llevaron a la rastra para la bodega. Me acuerdo que el cabro iba gritando, y ahí echó a la balanza altiro al ‘Cacharra'», detalló otro de los testigos.

«Llegaron a la bodega y ahí empezaron a pegarle, Cristofer se arrebató pegándole, el Mansilla le daba patás y combos, la Julieta también le dio unas patadas y en ese momento le pone una puñalá en la pierna izquierda con un cuchillo de cocina grande», contó otro de los imputados.

«Nosotros tenemos poder»

Por su parte, la víctima también relató su versión ante el Ministerio Público. «Me dijeron: sabís con quién te estás metiendo, nosotros tenemos cualquier poder; luego de esto, descubrieron sus rostros y me di cuenta que estaba la Julieta. Esta me cortó el dedo chico del pie con una cuchilla y también me apuñaló la pierna. Igual vi al Nacho, se sumó el Richy y otros tres sujetos que hasta ese momento no reconocí», contó a los investigadores.

Para continuar con el interrogatorio, los victimarios llevaron al mecánico al campo de “Cristofer” donde formaron una especie de «choza».

Además, el grupo decidió ir por el «Cacharra», quien terminaría sacando la peor parte.

«Llegamos al campo, el Richy y el ‘Jani’ bajaron al ‘Cacharra’ de la camioneta. (…) y tiraron al ‘Cacharra’ dentro de la ruka (…). Le sacaron la ropa, y en eso la Julieta agarra un alicate tipo pinza de color amarillo, el viejo tenía la boca abierta’, relató otro de los testigos.

Vejaciones y escape

Fue en este contexto que se habrían originado una serie de vejaciones como desnudamiento, sumersiones en agua fría y abuso sexual.

«¡Peñi, peñi, peñi, se arrancó el Jani!». Alertó «Cacharra», quien al despertar una madrugada vio que su compañero de cautiverio no estaba.

«El Cristofer se enojó, pescó un palo y empezó a apalear al ‘Cacharra’ y le gritaba ‘para qué lo soltaste’ (…). Cuando volví a la choza ‘Cacharra’ ya estaba muerto, estaba como sentado afirmado en la carpa, pero no se movía, y estaban el Cristofer y la Julieta, y el Cristofer me dice que lo mató, que ‘Cacharra’ le había pedido agua y él tomó una caja de vino que estaba a la mitad y se la puso en la boca y se la apretó y como le entró aire y vino se ahogó y después de decirme eso le pegó un palo y le dijo ‘despierta chuchatumare'», añadió.

Cruda revelación

El relato de los testigos es revelador: sostienen que lo descuartizaron y luego decidieron quemarlo para evitar todo rastro del mecánico. «El Cristofer dice que había que quemarlo. Yo empecé a juntar leña nomás. El Mansilla y el Cristofer fueron los que llevaron las partes al fuego para quemarlas, pero no vi cómo lo hicieron. En eso estuvo el Mansilla toda la noche de ese día en el fuego quemando las partes del ‘Cacharra’», aseguró uno de los imputados.

Según confesaron, parte del cuerpo del ‘Cacharra’ también fue lanzado al río. Los imputados comenzaron su escape, hasta llegar a Vilcún y a Temuco. Fue ahí donde dos de ellos decidieron entregarse y contar todo a la fiscalía.

Seguir leyendo