Propuesta indecente: Camerún rechazó un soborno de 100 mil dólares por cabeza… y luego ganó el oro en Sidney 2000

Serge Branco, uno de los jugadores que conformó esa selección histórica, detalló la oferta y sostuvo que, aunque estuvieron “tentados”, optaron por la gloria deportiva. “Le ganamos a Ronaldinho y a Zamorano... esto no puede terminar así”, les dijo su capitán.

Hablar de Sidney 2000 para La Roja es hablar de un equipo que firmó uno de los capítulos más brillantes en la historia del balompié nacional. Liderados por Iván Zamorano, Pedro Reyes y Nelson Tapia, invitados que aportaron con toda su experiencia, fue una generación de jóvenes que ilusionó a todo el país con su talento: David Pizarro, Reinaldo Navia, Rafael Olarra, Rodrigo Tello y Patricio Ormazábal, entre otros, fueron las piezas clave de un elenco que, por ejemplo, logró derribar a la España de Xavi y Carles Puyol, y finalmente logró entrar al podio de los Juegos Olímpicos por primera vez en la historia. Incluso, esa selección tuvo la oportunidad de disputar el oro…, pero se les escapó de las manos en los últimos cinco minutos de las semifinales, en el recordado compromiso ante Camerún, a la postre ganador.

Al respecto, en las últimas horas se supo que precisamente ese cuadro, el de Los Leones Indomables, como apodaban a los africanos liderados por Patrick Mboma, tampoco la tuvo fácil para colgarse el oro. Aunque por temas “extradeportivos”:

“Nos reunieron a seis jugadores y nos ofrecieron 100.000 dólares por cabeza si perdíamos 2-1 con Brasil en cuartos de final. Nos negamos, pero... ¡qué miedo!”, reveló en un documental emitido por la televisión estatal, CRTV, el exinternacional Serge Branco.

“Acabábamos de ganar a la República Checa y en la zona mixta nos pararon unos asiáticos. Hablaban en inglés y yo ejercí de traductor. Nos dijeron que eran agentes y que les gustaría hablar conmigo y otros cinco compañeros, con nombres y apellidos, al día siguiente en el Novotel de Brisbane. Les pregunté si eran del Milan o del Real Madrid y me respondieron: ‘No os preocupéis’”, aportó más detalles el exfutbolista.

Entonces llegó la hora de la cita:

“Subimos a una suite en el séptimo piso y entramos en una habitación oscura con dos guardaespaldas en la que había un señor en una silla de ruedas sin piernas ni brazos. Nos quedamos atónitos, parecía una escena de película”, explicó Branco.

Y continuó: “El ‘tipo’ fue directo al grano. Hemos apostado 6 millones de dólares y queremos que pierdan 2-1 con Brasil. Les damos 100.000 dólares por cabeza. Nos pillaron por sorpresa y no sabíamos qué contestar. Teníamos miedo y les dijimos que estaríamos felices de llevarnos ese dinero... pero por ganar”.

De igual manera, eran 100 mil dólares, y el gobierno, a esas alturas, apenas les había dado 100 dólares. Es decir, la diferencia era abismal. Lo pensaron. Branco, de hecho, sostuvo que al volver a la concentración se reunieron todos para analizar la “propuesta indecente”... fue entonces que decidieron rechazarla “para ganar y defender los colores de Camerún”.

David Pizarro disputa una pelota en la caída en semis.
David Pizarro disputa una pelota en la caída en semis.

La historia, sin embargo, pudo tener un plottwist que nadie se esperaba: aun cuando rechazaron el soborno, Camerún estuvo a minutos de negarse a disputar la final, luego de que la Federación no les pagara las primas prometidas a los jugadores:

“No entrenamos y decidimos no jugar. El partido era a las 12 y hasta las 10 no llegamos a un acuerdo. Nos cambiamos en el autocar de camino al estadio. Llegamos al campo pocos minutos antes del inicio y ni siquiera calentamos. A los 2′ ya perdíamos 1-0 con gol de Xavi”, detalló Branco.

La reacción vino tras el descanso, en el complemento, tras unas palabras del mítico Mboma, y que mencionan a uno de los nuestros:

“En un momento determinado me levanté, me puse en el centro y les dije: ‘No podemos rendirnos. Le ganamos a Ronaldinho y a Zamorano... ¿y ahora queremos perder la final? Esto no puede terminar así’”.

El resto es sabido: Camerún logró igualar en los 90 minutos 2 a 2, con anotaciones de Amaya y un tal Samuel Eto’o, y se impuso finalmente en penales para conseguir la dorada.

COMPARTIR NOTA