Colo COlo Paranaense COpa Libertadores

Quiebre en Colo Colo: casi llegan a los combos por el “bono Mosa”

Dos emblemas del plantel empapelaron a garabatos a los argentinos del equipo, por no querer repartir las lucas entre todos.


La idea era buena. Legal incluso, pero sólo trajo caos al siempre complicado camarín albo.

Es que el pago de 550 millones de pesos a varios jugadores por sus derechos de imagen terminó por quebrar el vestuario del equipo blanco.

Según los infiltrados cuarteriles en el “David Arellano”, varios integrantes del plantel quedaron más picados que la Mariana porque Esteban Paredes, Carlos Carmona, Juan Manuel Insaurralde, Pablo Mouche, Nicolás Blandi y Matías Zaldivia iban a recibir estas luquitas, mientras ellos tendrían que esperar a que pase la pandemia para recién ahí jugar dos partidos amistosos y agarrar unos pocos pesos.

Por lo mismo, y antes que quedara la mansaca, Paredes y Carmona propusieron que se dividieran los morlacos entre todos y así cada uno se llevaría un poquito más de dos palitos.

Pero los argentinos Blandi, Mouche, Insaurralde y Zaldivia se negaron a tocar sus privilegios, pues alegaron que ellos en estos meses de sequía tuvieron que pagar arriendos y esos billetitos correspondían a sus contratos individuales, y no a premios colectivos.

Pelea, pelea, pelea

La decisión de los trasandinos transformó la Ruca en una olla a presión y bastó la intervención de un referente para que quedara la señora del zorro en Macul.

Es que a Julio Barroso no le gustó nadita la postura de sus compañeros y los encaró en pleno entrenamiento. Fue ahí cuando Mouche y Blandi se le pararon y comenzaron los “Luchito Mario” de ida y vuelta. Los trasandinos le reclamaban al “Almirante” que se estaba haciendo el de las chacras, pues renunció a este dinero para privilegiar su renovación. Pero el zaguero les gritó de vuelta que se llenaban la boca con puras falacias y que a la hora de mostrar compañerismo, se corrían más que papito corazón con el 10 por ciento.

Fue entonces cuando Paredes se metió en el entuerto para ponerle la fianza a Julio y ahí la cosa se puso color de hormiga, al punto que si no es por los demás compañeros los palabrazos se habrían transformado en combos y patadas.

Alta tensión que fue negada ayer por el profe Gualberto Jara en conferencia de prensa. Pero que no logró calmar la ola de rumores, pues apenas terminó de hablar el adiestrado paraguayo La Cuarta verificó que un seleccionado chileno se fue de la práctica, porque no quería estar en el mismo grupo con los que vienen del otro lado de la cordillera.

Como para que ByN vuelva a mandar a los jugadores al seguro de cesantía y después les devuelva plata sólo a algunos, ¿no?

#Tags


Seguir leyendo