Montillo

Walter Montillo confesó dura separación que vivió con su padre: «No le hable en seis años»

FOTO:SEBASTIAN ORIA/AGENCIAUNO

Autor: Luis Escares

El volante azul no tuvo una buena relación con su progenitor y sólo el año pasado habían podido limar asperezas. "Tranquilo me habría dejado que nos llevásemos mejor durante todo este tiempo que hemos perdido", indicó.

Hace unas semanas el padre del volante de Universidad de Chile, Walter Montillo, falleció en Argentina a causa del coronavirus, pero lamentablemente la relación entre ambos no fue fácil, ya que tuvieron muchos problemas, así lo confesó el jugador en una entrevista que se emitirá el sábado 20 a las 23 horas en el Canal Vía X.

Montillo fue invitado a “Jugados en Casa”, espacio conducido por Javier Parra y el ex futbolista Sebastián Roco, quienes escucharon las reacciones del referente azul.

“Lamentablemente a mi viejo lo agarró el Covid, y fue una de las personas que no pudo recuperarse, tristemente me ha tocado estar acá lejos, pero tratando de seguir adelante, poniendo el pecho. Tengo 3 hijos y mi señora que me necesitan, hago mi duelo cuando la cabeza se pone a pensar en que podía haber hecho, en que podría haber ayudado, pero la vida sigue y te da estos golpes”, indicó Montillo.

Lo más duro vino cuando Walter Damián comentó que entre ambos hubo muchos roces, difíciles de sanar. «Con mi viejo había estado un tiempo distanciado, habíamos tenido problemas familiares, una pelota que cada vez se hizo más grande y el año pasado la habíamos parado. Hablamos para ver si podíamos tener una segunda chance de retomar el contacto y lamentablemente este año falleció», sostuvo.

Seis años sin hablarse

El ex hombre de Tigre indicó que «hubo seis años que estuvimos distanciados, cada casa es un mundo y lamentablemente no pudimos tener la relación que me hubiese gustado, supongo que a él también le dolió, pero cuando nos ponemos grandes los problemas son más grandes. He estado mucho tiempo alejado de mi familia por unos asuntos personales, me habría gustado, darnos una segunda oportunidad, pero decidí venir jugar a Chile y la distancia hace que no estés constantemente hablando».

¿Alcanzaste a quedar tranquilo con esa junta del año pasado? 

Tranquilo me habría dejado que nos llevásemos mejor durante todo este tiempo que hemos perdido, pero dentro de todo pude despedirme; peor hubiese estado sino hubiésemos hablado, al menos por teléfono y mensajes nos comunicábamos y esa cercanía me deja un poco más tranquilo… Cuando hay problemas siempre son de dos y a veces es feo hablar cuando uno no está, pero siempre digo que no supinos solucionarlo y llegar a buen puerto.

Revisa el momento

Seguir leyendo