En la cabeza del creador de Primavera Sound: “Hago esto por culpa de Sonic Youth”

Gabi Ruiz y Primavera Sound.
Gabi Ruiz y Primavera Sound.

Gabi Ruiz es el cerebro del festival barcelonés que aterrizará en Sudamérica durante el 2022, siendo Santiago uno de los escenarios. Tomando las palabras del mandamás del certamen musical, el diario pop analiza cómo será su arremetida en Chile. “La idea es ir y permanecer en el tiempo”, ha dicho.

Cuando niño, el español Gabi Ruiz frecuentaba una tienda de discos donde, cada tanto que la plata lo acompañaba, podía comprarse un vinilo. No era una elección menor. El vendedor, por supuesto, lo conocía y le recomendaba ciertos discos.

Ser una especie de “curadores”, un espacio que selecciona ciertos exponentes entre la casi infinita oferta musical. “Ahora un poco esa función la realizan los festivales”, relató él a La Nación, el creador y director del Primavera Sound, evento que desde este año se extenderá hacia Latinoamérica, aterrizaje que incluirá a Santiago, Chile.

Los primeros sonidos

“Soy un pésimo empresario, o por lo menos así lo creo: gasto muchísimo más de lo que debo”, confesó al medio argentino. “Me he arruinado muchas veces y creo que todavía hay alguna más por llegar, pero le dedico toda mi vida a escuchar música e intentar contagiar a los demás lo que me gusta”. Hoy, tiene una retoña de 14 años y se esfuerza para que la niña no solo disfrute del reggaetón.

En el pasado, Gabi era aquel “tonto” en el colegio que “hacía las recopilaciones en cassette y las pasaba a los amigos”. Intentaba convencerlos de que la banda inglesa de post-punk, Joy Division “era la hostia”.

Gabi Ruiz. FOTO: Ferran Sendra.
Gabi Ruiz. FOTO: Ferran Sendra.

En abril de 2001 se realizó por primera vez este emblemático festival, en Barcelona. Gabi siempre dice que todo lo que hace “es por culpa de Sonic Youth”, la banda neoyorquina de rock alternativo. “La vida me la cambiaron ellos, me enseñaron que yo podía hacer cualquier cosa”, reveló. “Yo era de su club de fans, me compraba todos sus discos, los seguía”.

Para una de esas primeras ediciones, Gabi vivió un momento que resultaría “crucial”. Él se encontraba arriba del escenario. Mientras dicha banda tocaba, el artífice del festival se largó a llorar “como un niño”. Sí, era un sueño cumplido y, después de ese íntimo hito, pensaba que con eso ya estaba, que “ya no me quedaba nada más por hacer”.

Estaba equivocado.

Otra imagen importante es cuando ve a los rockeros minimalistas de Shellac —el grupo liderado por Steve Albini— una y otra vez en las ediciones del Primavera, aun siendo una de las bandas “más complicadas del planeta, que no firman un contrato, siempre dan la mano, que sabes que van a observar tu grilla y como que no le guste no van a venir, una banda que toca poquísimo; y para mí, es uno de los puntales de esa ética dentro del rock”.

Ahora, ha conseguido anunciarlo no solo para las ediciones de Los Ángeles, Sao Paulo y Buenos Aires, sino también de Santiago. De hecho, cuando los confirmó en suelo californiano, “que me parecía algo complicadísimo por cómo es ese mercado”, dice, “y cuando vi su nombre en el cartel me reí solo”.

Shellac en el Primavera Sound 2014.
Shellac en el Primavera Sound 2014.

Llena de música una ciudad

—Todo apunta a que Primavera Sound está en disposición de dar un salto a escala global —le dijo un periodista de Rockdelux a Ruiz en diciembre del 2021.

—Sí —le contestó el creador del evento.

La idea se había empezado a gestar en 2017 y, dos años después, lograron aterrizarla para llegar a Estados Unidos, pero la pandemia dejó todo detenido. Ahora ya que se logró completar la arremetida latinoamericana, Ruiz explicó por qué la capital chilena: “Santiago es una ciudad muy interesante en este momento, que está subiendo muchísimo, muy pujante”, además que “Chile es un país muy estable, que nos da mucha seguridad; y con Chile llevamos unos diez años trabajando en promocionar las bandas chilenas aquí (España)”.

O sea, “fue lo más inevitable terminar desembarcando en Santiago”, agregó, “porque nos han tratado siempre muy bien y tienen una visión del Primavera que coincide mucho con la nuestra”.

Primavera Sound.
Primavera Sound.

A más de dos décadas de su primera edición, “el festival tiene un componente un tanto ideológico”. Ruiz piensa que esta clase de eventos masivos deben perseguir un gran objetivo: “No vampirizar y salir de allí con la plata, sino que devolver algo”. Por ejemplo, en tierras catalanas, donde nació Primavera Sound, la producción se esmera en vincularse con salas de conciertos, espacios públicos y asociaciones de vecinos. “Llevamos la música a todo tipo de sitios”, destacó. “Logramos llenar de conciertos gratuitos la ciudad”.

Es decir, en Barcelona cada vez es más inmenso el festival, empapando a buena parte de la ciudad. Claro, en las nuevas locaciones como Santiago no será así de inmediato, pero “vamos a ir paso a paso”, aunque “siempre con la idea de devolver algo de lo que extraemos a modo de pago cultural, compensar a la ciudadanía por las molestias”.

Esa mirada también aplica a cómo se relacionan los festivales con las marcas auspiciadoras, al punto de que, en ese tema, en Primavera Sound han preferido ser menos “revolucionarios”, porque las firmas no pueden convertirse en algo que “tiraniza” al evento, explica, al punto “que el espectador cuando entra no ve más que inconvenientes, como una botella gigante de cerveza al lado del escenario o que no paran de pedirle datos mientras recorre el lugar”. Eso no significa, dice, que “esté en contra de las marcas, es al revés: estoy muy agradecido de todas las que nos han ayudado a hacer el festival grande, pero una marca tiene que ingresar con algo que le facilite la estancia al espectador”.

Eso sí, advierte: “Los que llevamos más años sabemos que es un juego peligroso e intentamos no quemarnos”.

Distinguirse

En su debut en Chile, el festival tendrá una primera fecha en la Explanada de Ciudad Empresarial, Huechuraba, el 16 de octubre, donde se presentarán platos fuertes como los míticos Pixies o el guitarrista Jack White. Ya en noviembre, del 11 al 13, la fiesta se trasladará al remozado Parque Bicentenario de Cerrillos. Ahí se presentarán figuras como los británicos Arctic Monkeys, el rapero Travis Scott y la islandesa Björk.

Además, tal como indica la promesa de Ruiz, del 7 al 11 del mes primaveral, distintos artistas se presentarán en escenarios como Blondie Club, Teatro Coliseo y Centro Arte Alameda.

Es decir, hacer vibrar una buena parte de la ciudad con distintos sonidos.

Gabi Ruiz junto a un cuadro en su homenaje.
Gabi Ruiz junto a un cuadro en su homenaje.

La elección de artistas, tanto en la versión ya lanzada como en las que vengan, tiene claros sus criterios: reivindicación de clásicos, calidad-actualidad, diversidad, lo paritario, la experimentación y no olvidar géneros. “Todas esas pautas van a estar”, declaró.

“Nosotros solo programamos lo que nos da la gana y eso nos hace un festival diferente”, hace en diciembre a Filo News. “Muchas veces uno ve los carteles de los festivales a lo largo del año y muchos son una fotocopia. Todos se parecen un montón”.

Recientemente, el director estimaba que en los escenarios latinoamericanos pasarán entre 50 y 60 mil espectadores durante el evento. “Van para grandes”, adelantó sobre las ediciones locales. “La idea es ir y permanecer en el tiempo”.

Primavera Sound Chile 2022
Primavera Sound Chile 2022

COMPARTIR NOTA