Lucybell celebra sus 30 años de su carrera a lo grande: “Nuestra manera de conectarnos siempre ha sido por medio de los conciertos”

Cote Foncea conversó con el diario pop relatando los detalles de sus próximas presentaciones en el Festival Raíces, el debut en el Movistar Arena y la especial gira recorriendo el país para celebrar las tres décadas de trayectoria. “No todo el mundo puede poner la bandera de cumplir esos años ininterrumpidos”, comenta el baterista.

Con una gira recorriendo Chile, un disco con reversiones acústicas de sus grandes éxitos y un documental, Lucybell se encuentra celebrando los 30 años de sus carrera a lo grande.

Un tour especial que los llevará a tocar en distintas ciudades del país y, este fin de semana, a presentarse en el Festival Raíces en Concepción junto a bandas como Pettinellis, Quique Neira y Bbs Paranoicos, entre otros.

“Nuestra manera de conectarnos con las personas siempre ha sido por medio de los conciertos en vivo. Estuvimos dos años y algo sin tocar, entonces eso implicaba que teníamos que satisfacer no solo a nosotros, sino que también al público que había esperado todo este tiempo”, comenta Cote Foncea al diario pop.

El baterista conversó en exclusiva con La Cuarta sobre el show que preparan para el festival penquista, la celebración de las 30 décadas y el especial debut en el Movistar Arena.

Cote Foncea.
Cote Foncea.

“Es increíble estar en Concepción, siempre ha sido una ciudad que nos atiende y nos recibe con los brazos abiertos, es muy roquera y Lucybell cae parado cada vez que tocamos ahí”, asegura el músico y productor.

Por lo mismo, destaca que “este festival amerita también una preparación especial, por el contexto y por lo bonito que significa ir a tocar a una ciudad como Concepción. Estamos enmarcando todo en este concepto de los 30 años, aunque no siempre tocamos las mismas canciones”.

“El compromiso que tiene la banda siempre es conectarse con la gente, y un festival, dado que no es un público de Lucybell, siempre para nosotros es un desafío”, agrega.

Una celebración con todo

Lucybell es una de las pocas bandas que puede decir que tiene una carrera de 30 años, casi ininterrumpida. A pesar de los cambios en los integrantes del conjunto, liderado por Claudio Valenzuela, con Eduardo Caces en el bajo y Foncea en la batería, se han mantenido constantes con ya nueve discos de estudio, más algunos en vivo y otros tantos EPs.

Por lo que para celebrar con sus fieles fanáticos, el trío comenzó un tour recorriendo varias ciudades del país e incluso viajando a otros países, presentando sus más grandes hits tras una carrera llena de éxitos.

Ya hicieron una primera parte de la gira. ¿Cuál es el balance que haces de estos conciertos?

—El balance y anécdota más alucinante de todo esto es que el público se ha renovado. No es solo el mismo de hace tres años, sino que además están llevando a sus hijos, a sus hermanos menores. Lucybell es una banda que está celebrando 30 años, ya son tres o cuatro generaciones ahí. Dada la renovación permanente de la banda, no seguimos con el mismo estilo en todos nuestros discos y hace que finalmente la gente tenga más posibilidades de conectarse.

“Lo que vimos nosotros fue los conciertos llenos, que por supuesto nos llena de orgullo, nos hace seguir en esta carrera y seguir inventando cosas en la cabeza para que se logren en los shows. Lo más relevante es habernos conectado con la gente en lugares pequeñitos y otros también gigantes como festivales”, continúa relatando Cote.

—Cuando te sumaste a la banda en 2005, el conjunto ya se había consolidado y contaba con varios discos publicados. ¿Cómo recuerdas tu ingreso a la banda?

—Fue bien interesante porque yo llegué durante la promoción de Lúmina (2004), pero al poquito tiempo… de hecho, al primer ensayo empezamos a escribir Comiendo Fuego (2006). De ahí en adelante ha sido una carrera increíble, nos encanta lo que sucede arriba del escenario y abajo.

“Es la formación más larga de Lucybell y la que tiene más discos grabados. Entre los discos en vivo, entre los EPs y los discos de estudio, ha pasado harta agua bajo el puente y para mí todavía me parece nuevo todo esto. Todavía me emociona de la misma forma que cuando me fui en el avión a Los Ángeles”, confiesa el baterista.

En esa misma línea, el músico asegura que “lo más importante es que estamos unidos, estamos bien cercanos todos. Han nacido niños y niñas (risas), la familia va creciendo y no hay nada mejor que eso”.

—¿Cómo analizas este camino y lo que ha significado la banda para la música nacional?

—Quizás en ese sentido es medio raro hablarlo en primera persona, siento que la música en sí en Chile ha cambiado un montón desde esos tiempos, y la industria. Nosotros tenemos treinta y tantos años cada uno en la carrera.

Tras su paso por las bandas De Kiruza y Dracma, el baterista se unió a Lucybell en un momento donde la banda trabajaba con Warner Music, en donde eran apoyados por la compañía. Hasta que la industria cambió.

“Una de la cosas buenas que tiene Lucybell, e inspiradoras para otras bandas, es que siempre nos reinventamos y no nos importa mucho lo que pasa afuera, mientras estemos los tres, con el equipo, cohesionado, es la mejor de las energías”, asegura el baterista.

“Somos una banda que hemos aprendido a adaptarnos y hemos aprendido de esa independencia hace muchos años, de gestionar nuestras cosas. Es una bonita escuela, en todo sentido”, agrega.

Un disco versionando éxitos y un documental

En octubre de 2020, la banda lanzó su más reciente disco llamado Mil Caminos, que cuenta con 20 reversiones acústicas de sus grandes hits. Incluyó colaboraciones con Beto Cuevas, Consuelo Schuster y Manuel García.

—¿Cómo surge la idea de ‘desenchufar’ las canciones?

—El bichito de lo acústico ha estado siempre rodeando a Lucybell desde hace mucho tiempo. Pensamos lo mismo los tres en ese sentido: cuando una canción suena bien con una guitarra y una voz, estamos ok. No dependemos mucho de las máquinas. En ese sentido, lo bueno que tiene la banda es que todas las canciones suenan acústicas, lo primitivo de cada una de las canciones están hechas con una guitarra o con un piano o una voz. Entonces lo que yo creo es que fue un proceso muy natural.

“No lo habíamos hecho antes porque antes del 2020, de la pandemia, estábamos tocando y grabando todo el año. Había poca posibilidad de hacer un proyecto que cambiara radicalmente la percepción de la gente”, explica Cote.

Sin embargo, revela que durante ese año la banda comenzó a preparar el proyecto, con harta anticipación, preocupándose de los detalles de las grabaciones. De 190 y tantas canciones terminaron escogiendo 20, las que trabajaron con Cuti Aste para dar el producto final.

La idea era poder tocarlo en vivo y hacer una gira con el disco. Pero la pandemia cerró las fronteras y dejó la banda con las maletas listas para irse a México y Estados Unidos. “Lo tenemos en deuda todavía, pero ya habrá tiempo”, asegura Cote.

—Con este álbum también llegó el documental Pasos, de la creación del disco, creado por Felo Foncea —tu hermano—. ¿Qué tal fue la experiencia de ser parte de este proyecto audiovisual?

—Con Felo venimos trabajando hace mucho tiempo, es mi hermano y es una persona que admiro, no solamente en lo musical. Es un gran productor musical y pianista. Lo conozco desde que nació (risas). Es una conversación casi natural que se da aquí en el estudio. Cuando se genera la idea, nosotros se la proponemos a Felo y él nos devuelve esta idea de Pasos, que no sea solamente el concierto, sino un viaje, todo el desarrollo. Que se cuenta la historia. Finalmente, las bandas están hechas de historias y a nosotros nos encanta conversar sobre la de nosotros.

Un cierre de la celebración magistral

Tras una larga gira, Lucybell anunció que el término de las celebraciones también serán a lo grande. El próximo 18 de agosto, la banda se presentará en el Movistar Arena, su debut en el recinto ubicado en el Parque O’Higgins.

¿Qué significa para la banda este show?

—Es una apuesta súper grande para un estilo de música que es bastante alternativo, bastante de nicho, en un mundo donde los que la están llevando son básicamente los DJs, música urbana y MCs, lo cual nos encanta y no tenemos nada en contra porque no nos afecta. La propuesta es poder mostrar la música de Lucybell, que sea un viaje, no solo un concierto, sino que sea una experiencia completa.

“Estamos trabajando en eso para poder tener algunos momentos interesantes, pero somos bastantes aterrizados y, no es temeroso, pero sí cauto. Sabemos que nuestra música convoca, lo hicimos en esos tres días seguidos en el Teatro Coliseo. Eso encendió una alarma importante, que hicimos tres sold out. Fue como ‘ya, embarquémonos en un proyecto con los pies bien puestos en la tierra’”, relata Foncea sobre el nuevo desafío que se viene.

De esa misma manera, el baterista asegura que “ni te explico cuán importante es un concierto que tocamos en una discoteca en Chillán y un concierto en el Movistar Arena. Son momentos increíbles donde la banda está en este preciso instante tocando y creo que es lo más representativo. Vamos a trabajar como lo hemos hecho en los últimos años. Estamos en estas celebraciones de 30 años, que no todo el mundo puede poner la bandera de cumplir esos años ininterrumpidos”.

Finalmente, Cote adelanta que la banda está trabajando en nuevas canciones y componiendo nueva música. “Nos gusta hacer cosas nuevas y estamos en ese, son varios proyectos simultáneos que hacen que estemos bien”, concluye Cote Fonce.

COMPARTIR NOTA