Recuerdos, un terremoto y su vínculo con Chile: las confesiones de Miranda en su regreso al país

“Es nuestro segundo hogar”, reconocen Ale Sergi y Julio Gattas, quienes en julio vuelven al Calcetín de Tierra con cuatro presentaciones. “Vamos a amar una fiesta”, avisan.

Aunque ya pasaron 20 años de su debut en los escenarios, Miranda sigue más vigente que nunca. El grupo argentino, que todavía causan furor entre los lolosuarios con su batería de clásicos, regresa a Chile en julio con cuatro conciertos que prometen dejar a sus fanáticos con la lengua afuera y los piernas acalambrados de tanto.

En concreto, la banda compuesta por Ale Sergi y Juliana Gattas se presentarán en Gran Arena Monticello el 23 de julio, mientras que el 28 se dejarán caer en el Gimnasio Municipal de Concepción. Y para ponerle el broche de oro a su paso por el Calcetín de Tierra, harán vibrar el Teatro Caupolicán el 29 y 30 el mismo mes.

Por lo mismo, y a modo de previa, los artistas se pegarán esta semana una vueltita por Santiago para empezar a calentar el show, que promete una mezcla de sus temas emblemáticos, como “Perfecta”, “Yo te diré” y “Mentía”, más una pasada por “Souvenir”, su última producción musical.

“Van a ser unos shows de reencuentro y vamos a tratar de completar un poco el tiempo que no nos hemos podido encontrar en conciertos. En este último tiempo sacamos un nuevo disco y también presentamos una nueva canción hace dos meses más o menos -El arte de recuperarte- y no habíamos tenido la chance de tocarlas acá en Chile”, revela Ale Sergi en diálogo con La Cuarta.

Y en esa misma línea, el cantante che adelanta que “vamos a aprovechar estos próximos shows para ponernos al día con esas canciones, pero obviamente en los shows nuestros nunca faltan las canciones clásicas, entonces van a ser shows, no te diría súper largos, pero bien completos. Vamos a tratar de mostrar algo de lo nuevo, lo más representativo del último disco más los clásicos del grupo. Son 20 años de carrera y la gente que nos va a ver tiene ganas de escuchar esas canciones que han marcado nuestra carrera. Esas no van a faltar”.

Además, en la charla el vocalista cuenta algunas papitas relacionadas con el tema que lanzaron hace un par e semanas, y que ya tiene casi un millón y medio de reproducciones y miles de “me gusta” en YouTube.

“El arte de recuperarte y es una especie de reggae medio pop, que hicimos con producción de Mauro de Tommaso. La primera vez que trabajamos con Mauro y la primera vez en mucho tiempo que no trabajamos con Cachorro López, que tenemos una súper amistad y ya hemos hecho seis discos y un montón de otras canciones, pero esta vez nos pareció apropiado probar algo diferente”, complementa.

De todas formas, a pesar del cambio de mano, que no panda el cúnico, pues sostiene que la canción “tiene el espíritu de Miranda bien inmerso, pero sentimos que tiene una sonoridad de alguna manera diferente, sobre todo en lo tímbrico y en lo instrumental. Es una canción de un amante desesperado que lucha por recuperar el amor perdido, pero sobre una base de reggae que le da un toque un poco más alegre y aliviana un poquito la locura de la letra”.

Por su parte, Juliana Gattas metió la cuchara en medio de la conversación, donde manifestó sus ganas de encontrarse con los públicos masivos luego pasar tanto tiempo sin conciertos debido a la pandemia del Covid-19.

“Nuestra ambición en todos nuestros shows, en cualquier lugar del mundo, es que se arme una fiesta y se transmita la alegría que estamos sintiendo nosotros del regreso a los escenarios”, reconoció.

Además, la cantante no esconde su felicidad por regresar a esta copia feliz del Edén, pues recuerda que fue fundamental en los inicios de la banda. “Hay un amor particular a los chilenos y es real, porque es nuestro segundo hogar. Es el lugar a donde más veces hemos venido a tocar. Y vinimos desde el under. Crecimos en paralelo en Argentina y en Chile”, cuenta al diario pop.

“También estamos con la efervescencia de volver a los shows en vivo, que es lo que más nos gusta hacer y le estamos poniendo más amor que nunca. Estamos valorando mucho esto que tenemos, que es gente que nos presta atención, herramientas para montar un show y la posibilidad de disfrutar desde el escenario. Además somos fans y estamos contento con que hayan vuelto los festivales. Y nosotros mismos vamos a shows. Entonces hay una algarabía muy grande con este renacimiento que estamos teniendo los artistas, así que lo que imaginamos y esperamos es que se monte una fiesta, como las de siempre, pero con este plus de valorar esta alegría de poder hacerlo”, complementa ilusionada.

Por otro lado, el dúo aprovechó la instancia para recordar algunos de sus pasos por Chile. Y uno de los que se les viene inmediatamente a la cabeza es el terremoto del 27F, el año 2010, el cual sufrieron tras presentarse un día par de días antes en el Festival de Viña del Mar.

“Fuimos muchas veces a México y tuvimos muchos simulacros, pero la única vez que vivimos una cosa así fue acá. y fue bastante fuerte. Nos tuvimos que quedar muchas bandas una semana, algo así, todos sintiendo las réplicas”, recordó Juliana.

Además, rebobinó el casete para contar cómo fue el momento exacto del remezón.

“Yo justo estaba en una fiesta, y estaba charlando con Javiera Mena. Y yo me guiaba por cómo ella reaccionaba, porque acá suelen haber terremotos. Y por momentos me decía ‘tranquila, ya pasó’. Y en un momento puso cara de miedo y dije ‘acá me tengo que asustar’”, relata sobre ese complejo momento.

“Después nos quedamos todos en un hotel. Y nos acostamos cinco en una misma cama grande a mirar las noticias y a sentir las réplicas. Fue fuerte”, afirma.

La evolución de Miranda

Por último, Juliana Gattas se tomó un minuto para hacer reflexionar sobre la evolución de Miranda a lo largo de los años, donde tuvieron varios cambios en la conformación del grupo, pero siempre siguió al frente junto a Sergi.

“A mi no me gusta tanto hacer balances porque pareciera que se hacen balances al final de las cosas, entonces a mí lo que me gusta es hacer proyectos. Pero sí que cada vez que cumplimos 10 años nos miramos y nos sorprendemos siga. Y agrademos mucho el interés de la gente, pero también estamos muy contentos de nosotros, de seguir entusiasmados, y por momentos aún más que antes. A mí me da mucha más alegría ahora que antes y valoro mucho más el momento de subirme a un escenario”, confiesa.

“Ahora lo disfruto mucho más a pleno y con más seguridad, con muchas herramientas adquiridas, con muchas canciones buenísimas, entonces es como que se nutrió de tal forma el espectáculo y la carrera que hicimos, que lo que hacemos ahora es disfrutarla, sin hacer tanto balance. Nos dedicamos a hacer planes a corto y mediano plazo y sin balance”, cerró, sin antes avisar, que a Miranda todavía le queda cuerda para rato.

COMPARTIR NOTA