Cami Recabarren se reencontró con la Pachamama: “La gente sabe vivir con lo justo”

Autor: La Cuarta

La ex Miss Chile habló con La Cuarta sobre el cambio de chip en un pueblo de Huasco, junto a su hija y rodeada de animalitos. No hay insumos médicos, pero el bicho está bien a raya.


Quién no ha pensado en agarrar sus cosas, cambiar el chip, partir a un lugar más tranquilo, con aire fresco y alejado de la ciudad. Esa fue la decisión que tomó Camila Recabarren hace tres meses, cuando dejó su carrera televisiva para instalarse en Horcón, en la provincia de Huasco, con su pequeña Isabella, que este mes cumplirá siete años.

Así, mientras todos están confinados en la casita, mirando el techo o el paradero de la micro al que da la ventana, la ex Miss Chile disfruta de la libertad, buena salud y mejor calidad de vida junto a su princesa, ya que en su localidad actual el bicho está bien lejos.

“La gente está asustada, pero es responsable. Aquí la vida pareciera que siempre ha sido muy tranquila. Están felices, porque no hay ningún caso, y los que hubo ya se recuperaron. Entonces, es impagable tener esta sensación”, comentó la Cami a La Cuarta.

– ¿Qué tal los canales para estar al tanto de los detalles del virus?

Acá todos se conocen, la información es buena. Existen dos negocios en Horcón, entonces, pueblo chico y las noticias vuelan. Además, el alcalde es súper buen comunicador y la radio informa harto, es súper escuchada acá y eso ayuda mucho a la comunidad.

– ¿Usan mascarilla?

Siento que es súper personal acá, yo soy de la idea que sí y la uso, pero hay de todo, además se ve muuuucho distanciamiento social.

Comida y médicos

Sobre un derecho básico de la población, como es la salud y especialmente en tiempos de pandemia, Recabarren contó que la situación es un poco más complicada, ya que el consultorio de la localidad está cerrado por falta de insumos. “Acá estamos perdidos, cuando aparecen casos de coronavirus o urgencias, se debe volar a Vicuña (que es como una hora mínimo) y de ahí te derivan a La Serena o Coquimbo”, relató.

– ¿Han existido problemas con alimentos?

Los negocios están bien abastecidos, me comentaban que no tenían problemas. Hay de todo y la gente es súper calmada cuando va a comprar. Aquí las personas saben vivir con lo justo o con lo que pueden comprar, aparte, tienen frutas, verduras y animales en sus casas.

– ¿Y tu pequeña Isabella está sin clases?

Ahora, por todo lo que está pasando, no hay, pero mandan mucha información. La Isa está en una escuela chiquitita de acá, hay poquitos alumnos.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo