Claudia Schmidt no cambia: «La televisión chilena es una tortura”

La opinóloga uruguaya analizó el medio a un mes de su salida de La Red, tras el fin de “Intrusos”. Y aunque tiene una visión crítica, podría regresar a la pantalla chica de la mano de un estelar.


Es poco probable que extrañe el “na-na-na-na come on”, o la típica frase “me acaba de llegar un mensaje por interno”. Claro, los programas de farándula y espectáculos se han ido acabando poco a poco, pero más allá de las copuchas o los análisis de looks, lo que realmente hace falta es la opinión de rostros potentes que salieron de pantalla.

¿Un ejemplo? La querida Claudia Schmidt, quien lleva un mes alejada de la televisión tras su salida de La Red. Pero lejos de estar aburrida o complicada, la uruguaya ha aprovechado el tiempo para viajar, estar con su familia y regalonear con su esposo, ¡ayyy! Eso sí, nada quita que la ácida opinóloga tenga una visión crítica de lo que pasa más allá del control remoto.

«¡La televisión chilena es una tortura! Lamentablemente, la gente que trabaja en ella la ha ido matando, les conviene ir para donde sopla el viento, y eso no es hacer televisión, eso es simplemente mentirle al pueblo», explicó Schmidt, que quedó “en shock” cuando fue anunciado el final de “Intrusos”, luego de 13 años.

Currículo

Claudia transitó dos décadas en la TV, pasando por programas de humor hasta el extinto “SQP”. Por lo mismo, dice que «conozco el medio por dentro y son pocos los que merecen mi respeto. Muchos mienten a destajo en pantalla solo por miedo a que la gente no los quiera», agregó con el ventilador encendido la charrúa.

– Con tus viajes has podido ampliar esa mirada crítica…

Sí, eso me ha permitido tener más visión sobre lo que pasa con el medio fuera de Chile. Por ejemplo, en Estados Unidos, que todos sabemos que es un país que vive con distintos conflictos, no deja de tener los canales de deporte, entretención, noticias, etcétera. Allá todos tienen cabida y alternativas para elegir lo que quieren ver. En Chile la mayoría sigue el ganado y, por lo mismo, los números de los canales se han ido a pique. Seamos sinceros: no es culpa del público, es culpa de los que están tomando decisiones cobardes.

– Pese a la opinión sobre el medio televisivo, tu nombre ha sonado fuerte para el nuevo estelar de Canal 13, “Bailando por un sueño»…

Feliz, pero solo sería como jurado. Ya me lesioné en un programa de baile hace varios años atrás, tuve dos desgarros grandes en las piernas, además de fractura de costilla y un problema en un vértebra. No hay plata que valga todo ese daño.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo