Chiqui Aguayo

La “Chiqui” se puso a estudiar: “Mi cultura rockera es pésima”

Autor: LaCuarta.com

Comediante contó sus secretos para “crecer” en “Dale Play”: usa una aplicación para adivinar canciones y le hicieron una tarima a medida por su baja estatura.


Las cosas como son: en las primeras apariciones en “Dale Play”, de Mega, Dani Aguayo ni siquiera habría sido capaz de reconocer el temón “que cante la vida por todo rincón, que se abran caminos y se encienda el sol”. ¿Tanto así? Oh, yes. Incluso, decir que lo hizo excelente es como asegurar que las manos del senador Navarro huelen a lavanda.

Sin embargo, ya han pasado tres meses desde que la comediante se transformó en panelista del programa musical de Viñuela, y como sabe que la práctica hace al maestro, incluso si se trata de Gonzalo Valenzuela buscando un Oscar, se puso las pilas y su nivel ha ido en aumento. Pero para eso hay una explicación, que comparte con La Cuarta.

“Voy a dar mi secreto, aunque ahora van a copiarme, jajajá. Después del segundo capítulo me puse a buscar en mi celu una aplicación para ensayar y encontré una muy buena que se llama ‘Adivina la canción’. Tiene varias categorías y así he ido practicando”, señaló la “Chiqui”, que aceptó esta invitación luego de salir del “Buenos días a todos”.

– ¿Realmente te ha servido? Sí, creo que he mejorado harto, pero nunca al nivel del ‘Chico’ Pérez, Jürgensen o el ‘Pelao’ Rodrigo, que son ‘Shazam’ con patas.

-Ya que la app te muestra varias categorías musicales, ¿cuál es la que más ensayas? Como me gusta harto el pop, es la que menos estudio. Me he enfocado en los grandes clásicos del rock. En el programa conocí a AC/DC y los encuentro bien buenos, he descubierto el rock clásico. Siento que mi cultura rockera es pésima.

-Y eso que por tu ropa pareces más de ese estilo… Me encanta la onda rockera, pero es solamente una cosa estética, porque de gustos musicales no hay mucho.

Un acierto

Pero este no es el único secreto de la “Chiqui” en el programa que va los jueves en horario estelar. Desde el capítulo uno apareció arriba de una tarima, lo que fue advertido por el público. “El día que fuimos a conocer el estudio yo me paré detrás del mesón y le dije al director que no era posible, que era una humillación muy grande y que si podía solucionarlo”, contó Aguayo, que mide un metro y 50 centímetros.

-Algo es algo… La primera tarima era muy grande y quedé como un metro y medio más arriba, se rieron mucho de mí. Ya en el segundo capítulo la adecuaron un poco.

-¿Eres la única que sufre con eso? La otra vez llegó una participante que era súper chica, onda medía dos centímetros menos que yo, y también había que ayudarla.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo