«Me dolió»: Claudia Conserva recordó el duro comentario del Chino Ríos sobre su físico

12.03.20 LAS MILF, EN ENTREVISTA POR EL EXITO DE SU OBRA DE TEATRO CLAUDIA CONSERVA - YAZMIN VALDES - RENATA BRAVO - ANIMADORAS - PROGRAMA - TV + - RETRATOS - ENTREVISTA - SET DE TELEVISION

Autor: LaCuarta.com

"Me dolió hasta el alma“, fue uno de los comentarios que hizo la animadora luego de que el ex tenista la tratara de "gorda".


En un nuevo capítulo del programa estelar el programa Milf de TV+, Claudia Conserva, reveló una antigua experiencia que vivió con Chino Ríos.

Todo partió cuando en el programa se encontraban conversando sobre lo que es el peso de las personas.

Fue en ese momento cuando las panelistas -Berta Lasala, Majo Torrealba y Fran Conserva- coincidieron en que ofender a las personas por su peso o incluso realizar un comentario mal intencionado respecto a la figura corporal era algo que no se debía hacer.

Claudia Conserva: «Me dolió hasta el alma»

Ante esto, Conserva procedió a contar una experiencia que vivió a eso de los 17 años. “¿Saben quién me ‘gordeó’ una vez? Que me dolió igual… cuando era chica sí, tenía como 17 años y era gorda, un poquito… el ‘Pollo’ (Valdivia) me llevaba al Lomitón y yo pensaba que la hacía y me comía unos lomitos con papas fritas así de grandes (indicando con las manos) y me lo comía todo”, partió contando.

Además, agregó, “y cáchate que el ‘Chino’ Ríos, en esa época como de TV Grama, le preguntaron por ene mujeres chilenas, ‘cabras’ de la época, a ver cómo las encontrab. Yo dije ‘oh, sale mi foto… a ver’ y el ‘Chino’ Ríos dice ‘sí, es linda pero un poco gorda’. Me dolió hasta el alma».

Fue en ese preciso momento en que Berta Lasala, comentó que ahora Claudia podía decirle a Ríos “mira cómo estás tú y mira cómo estoy yo”, en alusión a las cirugías en el rostro. La animadora respondió poniendo sus manos alrededor del rostro, simulando un estiramiento.

Finalmente , la productora y hermana de Claudia paró el temita. Le dijo, “el ‘Chino’ es vengativo, no lo provoques”, cerrando la anécdota entre risas.

Seguir leyendo