Marido se las dio de actor porno y no le compraron

Estoy choqueada, porque después de cinco años casada con mi marido, en medio de este confinamiento, a él se le ocurrió que hiciéramos algo distinto en la cama.


Doctor Cariño:

Estoy choqueada, porque después de cinco años casada con mi marido, en medio de este confinamiento, a él se le ocurrió que hiciéramos algo distinto en la cama. Nunca pensé que iba a poner una película porno y me pidió que repitiéramos la escena de un gallo con una mina haciendo no sé qué cosa.

Yo me negué y me trató de fome, de penca, de no querer innovar. Pero la verdad, doctor, es que me puse incómoda con la película, porque el tipo tenía una cuestión gigantesca y la mujer lucía unas pechugas del porte de un elefante. Era todo chocante. Así que él me cortó y no me habla.

No sé qué hacer.

Marianela

Mi niña:

Chuta. Complicada la cosa ¿Pero sabe qué? Hable con su marido y encárelo por penca. Él no se puede enojar, porque usted no quiere repetir el mete y ponga de la tele.

Creo que debería decirle que es un gallo charcha, que no tiene recursos para poder excitar a su esposa con creatividad más allá de una película Triple X. Humíllelo, nomás, qué se cree el tontorrón, que viene a dárselas de innovador con un control remoto.

Dígale que jueguen, que se disfracen, que se pongan cremas, tantas cosas ricas para disfrutar del buen sexo, más allá de una pantalla cochina.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo