«Por eso lo asesinaron»: el crudo relato de amigo de dentista cubano descuartizado en Ñuble

Autor: LaCuarta.com

"No era un cabro que estuviera metido en la delincuencia ni en la droga, él se dedicaba solo a ayudar a su familia en Cuba", lamentó su compatriota.


El macabro crimen de Reinier Sánchez González (32) -joven dentista cubano cuyos restos descuartizados fueron hallados en un río de la región del Ñuble– sigue sumando antecedentes.

Tras la formalización de Rolando Villagrán Retamal (55) y Clara González Figueroa (38 ), quienes trabajaban con la víctima en una clínica de Lampa, la Fiscalía apuntó un «triángulo amoroso» como principal móvil del ataque.

Esta teoría fue confirmada por José Armando Dorado, amigo de Reinier, también de nacionalidad cubana, que vivió junto al profesional durante algunos meses.

«Empezamos a compartir y Reinier era como un cabro de 15 años. Tenía 32, pero la mente de él era como de 15 años. Era un niño; del trabajo a ponerse a jugar play. No se metía en nada. No era un cabro que estuviera metido en la delincuencia ni en la droga, él se dedicaba solo a ayudar a su familia en Cuba. Para eso salió de Cuba. Todos sabemos lo que pasa en Cuba y por eso él salió de allá», explicó Dorado a Contigo en la mañana.

Consultado sobre la presunta relación amorosa que sostuvo su amigo con Clara, reconoció que «hasta donde yo tengo entendido, es así. Es cierto todo eso. Por eso lo asesinaron… porque él no tenía más enemigos. Por lo que entiendo, ella estaba ahí (en el lugar del crimen) y planeó también eso».

«Es injusto»

Respecto a los detalles del caso -y que aún deben ser esclarecidos por la investigación policial-, el joven sostuvo que los imputados «organizaron todo bien. Lo que pasa es que dios puso su mano y lo encontraron (a Reinier) y no les dio tiempo para que el cuerpo se desapareciera porque era muy injusto. Es injusto que le hagan eso a una persona que estudió años allá en Cuba, que lo único que hacía era ayudar a las personas».

Cabe recordar que ambos imputados quedaron en prisión preventiva. En tanto, la fiscal Tamara Cuello confirmó «se trata de una formalización de homicidio calificado con la agravante de premeditación conocida, teniendo reprochable conducta anterior (y en caso de que los imputados sean declarados culpables), se espera una pena superior a los 15 años».

Seguir leyendo