Guarello publica libro sobre las barras bravas protagonistas del estallido social chileno

Autor: La Cuarta

El periodista lanza en abril País barrabrava, un ensayo donde ofrece un recorrido histórico por el fenómeno en Chile y el extranjero, exponiendo sus contradicciones y defectos.


Permanentemente hastiado, el periodista Juan Cristóbal Guarello juega de local cuando se trata de cuestionarlo todo. Ahora vuelve a provocar desde uno de los entornos que lo rodean: el fútbol.

Guarello publicará en abril País barrabrava, por la editorial Debate, libro que sucede a Gente mala, su primera novela, una ficción basada en el Caso Anfruns, ocurrido en 1979, y a Aldo Marín: carne de cañón, sobre el revolucionario chileno muerto en Turín mientras intentaba cometer un atentado.

De acuerdo a información de su editorial, País barrabrava será un breve ensayo con “un análisis histórico y crítico del fenómeno de las barras bravas, protagonistas del estallido social de octubre”, según se lee en la contratapa del texto.

“El autor pone a disposición del lector su conocimiento, la de un profesional con más de treinta años de trayectoria en el periodismo deportivo, así como su mejor y más descarnada escritura para analizar con distancia y seriedad tanto a las barras bravas en sí como a quienes han sido responsables de darles el estatus que han detentado”, complementa Aldo Perán, editor del sello Debate.

“Es un ensayo breve que se lee de un tirón lleno de datos notables”, dice a La Cuarta.

Sin embargo, el libro no se detiene allí.

Según anuncia su contraportada, País barrabrava “repasa con lucidez —y también con provocación— la historia del fenómeno tanto en Chile como en el extranjero, exponiendo sus defectos, contradicciones y hasta un sinnúmero de delitos vinculados a ellas”.

“Es un ensayo provocador, que pone en una dimensión crítica el fenómeno de las barras bravas, protagonistas del estallido social de octubre de 2019”, dice Perán, que también es editor del rector y columnista Carlos Peña.

«Patoteros violentos»

El autor sitúa el origen del fenómeno de las barras bravas a comienzos de los ochenta.

“Fuera ‘por la irrupción de la pasta base’, ‘la mercantilización de la educación’ o ‘el vacío espiritual del neoliberalismo’, Chile pasó de ser un país excepcional a convertirse en un pueblo compuesto por ‘patoteros autoafirmativos y ventajeros, violentos de una manera farsesca, sin capacidad de reflexión ni autocrítica”, anota Guarello.

Este nuevo carácter chileno lo ve representado en la cultura barrabrava.

No por nada, el texto de Guarello abre con un señero epígrafe del sociólogo argentino Pablo Alabarces:

“La cultura del aguante es, fundamentalmente, una ética, una concepción moral del mundo según la cual tener aguante significa ser más macho que otro. Pero los opuestos no son hombre versus mujer, sino hombre versus no hombre. El aguante tiene que ser demostrado continuamente, con la lógica de los hinchas, en el combate. Si no hay combate no hay aguante”.

País barrabrava llega a librerías desde abril a través del sello Debate.

Seguir leyendo